ANALISTAS ESPERAN UNA EXPANSIÓN DEL 3% PARA ESTE AÑO SI HAY REFORMA PREVISIONAL

El crecimiento de la economía de Brasil en 2017 superó el 1%

El reporte del Banco Central señala que la recuperación se aceleró en el último cuatrimestre. Las protestas sindicales se multiplican y encienden las alertas

El Banco Central de Brasil informó que el PBI de Brasil creció 1,04% en 2017, según un informe preliminar. Con eso dejó atrás dos años de recesión.

El Índice de Actividad Económica del Banco Central (IBC-Br) se acercó así a la estimaciones oficiales que pronosticaban un crecimiento del 1,1%.

En el cuarto trimestre, el PBI de la mayor economía latinoamericana se expandió un 2,56% respecto al mismo trimestre del año anterior, según el informe.

Los datos oficiales serán publicados el 1° de marzo.

En 2015 la contracción de la economía había llegado al 3,5% al igual que en 2016. En los primeros nueve meses de 2017, en cambio, hubo una expansión del 0,6% basadas principalmente en la agricultura, aunque en el tercer trimestre mejoraron las inversiones y del consumo. El gobierno prevé para 2018 un aumento del PBI de 3%, aunque los mercados anticipan un 2,8%.

Sin embargo, desde el gobierno destacan que esta expansión está supeditada a la evolución del panorama electoral y a la aprobación de las reformas estructurales en marcha, principalmente la de las jubilaciones, considerada por los mercados como esencial para enderezar las cuentas y restablecer la confianza de los inversores.

Pero desde la Central Unica de Trabajadores (CUT) de Brasil, otras centrales sindicales y numerosos movimientos sociales iniciaron ayer una movilización para intentar impedir que se trate la nueva legislación previsional.

La iniciativa considera un mínimo de 25 años de aportes antes del retiro y una edad mínima de 65 años para jubilarse, igualando la condición de hombres y mujeres. Además contempla una contribución de 49 años para tener derecho a jubilación integral; y la prohibición de la acumulación de beneficios, como pensión y jubilación.

Según el ex ministro de la cartera previsional en Brasil, Carlos Gabas, el gobierno intenta confundir de manera intencional a la población. "El sistema previsional no es el problema, sino la solución", señala.

"Cualquier país que tenga el mínimo de humanidad y cuidado por su pueblo puede abrir más el sistema de protección social. El nuestro es uno de los mejores del mundo y precisa una reforma en el financiamiento y no eliminar derechos".

De todas formas el tratamiento de la nueva ley se complica cada vez más. Desde la presidencia del Senado, Eunício Oliveira, afirmó ayer que ninguna Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC), necesaria para aprobar la reforma previsional, se tramitará en ese cuerpo mientras siga vigente el decreto de intervención del Estado de Río de Janeiro que Temer realizó el pasado sábado.

Los legisladores se mostraron molestos porque el presidente salteó al Congreso para decretar la intervención, aunque se los convoca para tratar la ley previsional.

Tags relacionados

Más de Internacionales

Noticias del día