Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Parlamento de Venezuela inició el proceso para remover a magistrados

Tras la suspensión de la sesión de ayer por el choque entre opositores y fuerzas de seguridad, comenzó el proceso que requiere la aprobación de Poder Ciudadano

El Parlamento de Venezuela inició el proceso para remover a magistrados

El Parlamento de Venezuela, dominado por la oposición, inició un procedimiento para remover a los magistrados del tribunal supremo que firmaron dos sentencias arrogándose funciones legislativas, generando protestas y exhortos internacionales a respetar la democracia.         

La iniciativa necesita ser respaldada en los próximos días por al menos dos de los tres miembros del Poder Ciudadano -formado por la fiscal, el contralor y el defensor del pueblo- que en su mayoría están alineados con el presidente Nicolás Maduro.         

La crisis política en Venezuela se agudizó la semana pasada cuando la sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), integrada por siete magistrados, se atribuyó facultades del Parlamento, una decisión criticada por la fiscal y revertida parcialmente a petición de Maduro.         

Miles de opositores salieron ayer a protestar asegurando que, a pesar del retroceso de la Justicia, existe en Venezuela una “dictadura” que apresa disidentes, viola derechos humanos y cercena al Congreso.         

“Todo está configurado para que esta Asamblea Nacional pueda remover a los magistrados. No va a ocurrir en esta sesión, pero hoy comienza el procedimiento de remoción”, dijo el diputado opositor Juan Miguel Matheus.         

Para la sesión, la mayoría de los diputados debieron llegar al recinto de madrugada buscando garantizar el debate que en la víspera tuvo que ser suspendido porque la policía y los grupos de choque que apoyan al Gobierno les impidieron el paso.         

La oposición convocó a la gente a salir mañana a las calles para presionar por la libertad de un centenar de presos políticos y la convocatoria a elecciones generales.