Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Panama Papers dejó en la cuerda floja al primer ministro de Islandia y hay rumores de renuncia

La investigación reveló que Sigmundur Gunnlaugsson es titular de una empresa off shore acreedora de los bancos islandeses que se declararon en bancarrota en la famosa crisis de 2008. La oposición pidió su renuncia y reclamó que el Parlamento se reúna de urgencia para discutir la salida del gobernante.

La investigación periodística global conocida como Panama Papers, que filtró documentos de una empresa que administraba sociedades off shore, dejó mal parado al primer ministro de Islandia, ya que la filtración reveló que Sigmundur Gunnlaugsson es titular de una empresa off shore acreedora de los bancos islandeses que se declararon en bancarrota en la famosa crisis de 2008.

 

Gunnlaugsson compró la empresa Wintris en 2007, pero no la declaró cuando fue elegido diputado en 2009 y, ocho meses después, la vendió a su mujer por un dólar.

 

Inmediatamente después de que estallara la noticia en Islandia, varios dirigentes de la oposición pidieron la renuncia del premier y reclamaron que el Parlamento se reúna de urgencia para discutir la salida del gobernante.

 

El Panama Papers es una investigación periodítsica global basada en una filtración de millones de documentos secretos de un estudio de abogados de Panamá que involucró a cientos de empresas y personalidades del mundo, entre ellos los presidentes Mauricio Macri, el ruso Vladimir Putin, el chino Xi Jinping y las coronas de España y Arabia Saudita en una investigación de lavado de dinero, según publicaron hoy el Consorcio Internacional de Periodistas y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

 

Más de 11 millones de documentos secretos filtrados originalmente al medio alemán detallan transacciones hechas en los últimos 38 años por el estudio de abogados panameño Mossack Fonseca, especializado en gestión de capitales y patrimonios en ese conocido paraíso fiscal, en nombre de una larga lista de clientes, que incluye a jefes de gobierno y Estado, y personalidades de todo el mundo.

 

Según publican hoy varios medios internacionales agrupados en el Consorcio Internacional de Periodistas (ICIJ, por sus siglas en inglés), alrededor de 500 bancos y sus subsidiarias crearon en este período de tiempo más de 15.000 compañías off shore para sus clientes a través de Mossack Fonseca.

 

La relación entre el primer ministro islandés y una de las empresas que figura en la filtración fue motivo de un escándalo mediático en Islandia, cuando el funcionario fue sorpresivamente consultado en una entrevista sobre el tema y reaccionó mal y se retiró de la nota. El video circula por las redes sociales.

 

Según describen portales de noticias, Sigmundur David Gunnlaugsson comienza la nota respondiendo las primeras preguntas en forma distendida, al punto que cuando se le pide opinión sobre el tema de la evasión fiscal contesta que  "cuando alguien engaña al resto de la sociedad, en Islandia eso se toma en serio".

 

El problema aparece cuando es preguntado si tiene alguna relación con una empresa offshore. "Es una pregunta que no se le suele hacer a un político islandés. Es casi como ser acusado de algo. Pero puedo confirmar que nunca he ocultado mi patrimonio", asegura el dirigente islandés.

 

Gunnlaugsson se pone incómodo: "Bueno, es una empresa, si no recuerdo mal, que tiene relación con una de las compañías en las que trabajé".

 

"Me estoy empezando a sentir un poco incómodo con estas preguntas, porque es como si me estuviera acusando de algo cuando me pregunta por una empresa que ha estado en mi declaración de impuestos".

 

Y luego señala: "Mi mujer vendió su parte en esa empresa de su familia, está todo declarado".

 

Acto seguido, decide levantarse y dar por terminada la entrevista.

 

Aunque él no lo reconozca, SigmundurDavid Gunnlaugsson, fue, junto a su mujer copropietario de 'Wintris' entre 2007 y 2009, recuerda el portal español Lasexta.com.

 

“Con esa compañía movieron varios millones de dólares provenientes de herencias. Algunos de esos millones los poseía en bonos los tres principales bancos islandeses que quebraron en 2008. Por eso, Wintris aparece como acreedora de las tres entidades. En 2009, coincidiendo con su entrada en el parlamento islandés, Gunnlaugsson se desvincula de la sociedad y le vende su parte a su mujer por un precio simbólico: un dólar. Más tarde, en 2013, gana las elecciones con un discurso basado en negarse a pagar a los acreedores extranjeros los depósitos perdidos por los bancos”, narra el sitio.