Gobierno español suspenderá la autonomía de Cataluña e impondrá un control directo

El presidente Mariano Rajoy dijo que celebrará el sábado una sesión extraordinaria del consejo de ministros para iniciar los trámites que llevarían a una intervención.

El Gobierno central de España anunció hoy que suspenderá la autonomía de Cataluña e impondrá un control directo, después de que el líder de la región amenazó con seguir adelante con una declaración formal de independencia si Madrid se niega a dialogar. 

En una decisión sin precedentes desde el regreso de España a  la democracia a fines de los años 70, el presidente Mariano Rajoy dijo que celebrará el sábado una sesión extraordinaria del  consejo de ministros para iniciar los trámites que llevarían a una intervención prevista en la Constitución.                

Anunció que continuará con la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que permite intervenir en los asuntos de una región, al considerar "insatisfactoria" la respuesta del presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, quien afirmó que no se votó la declaración de independencia.

"En consecuencia, el Gobierno de España continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en Cataluña", indicó el gobierno en un comunicado, en referencia al texto que le permite ejercer las competencias de una autonomía en caso de que ésta incumpla la ley.

El anuncio se produjo minutos después de que Puigdemont, amenazó con votar en el Parlamento regional una declaración formal de independencia. 

"Si el Gobierno del Estado persiste en impedir el diálogo y continuar con la represión, el Parlament de Cataluña podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de independencia que no votó el 10 de octubre", dijo el presidente de la Generalitat. 

"El Gobierno de España continuará con los trámites previstos en el artículo 155 de la Constitución para restaurar la legalidad en Cataluña", indicó el gobierno en un comunicado.

En en una carta enviada a Rajoy a 10 minutos de cumplirse el plazo para que aclarase si se había proclamado o no la independencia, Puigdemont reconoció implícitamente que no se había declarado formalmente la secesión.

Sin embargo, el gobierno de Mariano Rajoy no se dio por satisfecho con la carta y convocó un consejo de ministros extraordinario para el sábado que "aprobará las medidas que elevará al Senado", a cargo de validar la aplicación del artículo 155, indicó el comunicado.

"El Gobierno pondrá todos los medios a su alcance para restaurar cuanto antes la legalidad y el orden constitucional, recuperar la convivencia pacífica entre ciudadanos y frenar el deterioro económico" causados por el desafío independentista, agregó el texto.

Tags relacionados

Más de Internacionales