Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El FBI dejó en offside a Trump: rechazó su denuncia contra Obama y además lo investiga

El FBI dejó en offside a Trump: rechazó su denuncia contra Obama y además lo investiga

El director del FBI, James Comey, confirmó hoy que la agencia federal estadounidense está investigando presuntos intentos del Gobierno ruso para  interferir en las elecciones estadounidenses del 2016, incluido posibles lazos entre la campaña del presidente Donald Trump y  Moscú.                

Comey dijo en una audiencia en el Congreso que la pesquisa “incluye investigar la naturaleza de cualquier lazo entre individuos asociados con la campaña de Trump y el Gobierno ruso y saber si hubo alguna coordinación entre la campaña y los esfuerzos rusos”.                

“Dado que es una investigación abierta, en curso y  clasificada, no puedo decir más sobre lo que estamos haciendo y la conducta de quiénes estamos examinando”, señaló.                

Los representantes Devin Nunes, presidente de la Comisión de Inteligencia del Congreso, y Adam Schiff, el demócrata de más alto rango en el panel, convocaron a Comey y al director de la NSA, Mike Rogers, para testificar como parte de la investigación sobre la supuesta intervención rusa en la campaña presidencial.                

Otras comisiones del Congreso también están investigando el  asunto, aunque mayormente de forma cerrada. Ante la gran expectativa en torno a la posible influencia de Moscú a favor de  Trump, los legisladores dijeron que el resultado de la  investigación se hará público, tanto como sea posible.                

Rusia ha negado reiteradamente cualquier intento por  influenciar la elección.

Trump destituyó el mes pasado a su  primer asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, después de  que no informó que había tenido contactos con el embajador ruso  antes de que el presidente asumiera el 20 de enero.                

Por otra parte, Comey manifestó que ni el Departamento de Justicia ni el FBI cuentan con evidencia que respalde una  denuncia del presidente estadounidense acerca de que las  instalaciones de la Torre Trump habían sufrido escuchas durante  la campaña electoral del 2016.