Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Egipto: Mubarak renunció y entregó el poder a los militares

Lo anunció el vicepresidente Omar Suleimán. Tras 18 días de violencia e incertidumbre, la gente festeja en la Plaza de la Liberación. El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas del país disolverá el gobierno y el Parlamento.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, entregó el poder a las Fuerzas Armadas luego de 30 años, anunció hoy el vicepresidente Omar Suleimán.
    
Suleimán, en una declaración por la televisión pública, dijo que la decisión fue adoptada “por las difíciles circunstancias que atraviesa el país”.
    
“El presidente Mohamed Hosni Mubarak ha decidido renunciar a su cargo de presidente de la República y ha encargado al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas administrar los asuntos del país”, dice textualmente el breve mensaje de Suleimán.

Por su parte, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas del país aseguró que disolverá los miembros restantes del gobierno y el Parlamento egipcio.


El mensaje duró apenas treinta segundos, y comenzó y terminó encomendándose a Dios.
    
El anuncio fue recibido con gritos de júbilo en la plaza cairota de Tahrir, centro neurálgico de las protestas de las últimas semanas.
    
Gritos por toda la plaza, manifestaciones de alegría, cánticos y el agitar de banderas son las notas predominantes en la plaza, epicentro de las protestas públicas contra el régimen de Mubarak,quien ha estado en el poder desde 1981.
    
El anuncio fue hecho poco después de confirmarse que Mubarak se había trasladado a la ciudad turística de Sharm el Sheij, en la península del Sinaí.


Festejos

Miles de personas se dirigen a la cairota plaza Tahrir para celebrar la caída del presidente Hosni Mubarak en este simbólico lugar, donde nada más conocerse la renuncia estalló la euforia entre la multitud allí congregada
    
“El pueblo ha hecho caer al régimen”, “El pueblo y el Ejército son uno”, eran algunos de los lemas más coreados por la muchedumbre que trataba de acceder a la plaza.