Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Economía de Brasil sufre peor caída en quince meses

La economía brasileña se contrajo 0,91% en agosto ante julio, la caída más intensa en quince meses, según un indicador que elabora el Banco Central (BC), que sumó incertidumbre sobre el plazo que le tomará al país salir de la recesión.

El Índice de Actividad Económica del Banco Central (IBC-Br) no registraba una caída tan abrupta desde mayo de 2015, cuando retrocedió 1%, pero profundizó el mal desempeño de julio, que tuvo un ligero movimiento negativo de 0,02%. Frente a agosto del año pasado, la economía se achicó 2,72%, según informó el BC, que el miércoles anunció un recorte de 25 puntos de la tasa de interés de referencia -—el primero en cuatro años-— para estimular la actividad. El IBC-Br mide el comportamiento de industria, sector agropecuario, comercio y servicios y se considera un anticipo del PBI.

Otro índice privado revelado ayer reportó que la economía aún no da señales de mejora. Según el Monitor del PBI, que elabora la privada Fundación Getulio Vargas (FGV), la actividad se retrajo 1,61% en agosto, marcando la caída mensual más intensa desde junio de 2014.

El instituto oficial de estadísticas reportó en los últimos días una fuerte caída en las ventas minoristas, producción industrial y actividad de servicios.Solo la producción siderúrgica acercó un dato positivo, con un avance de 3,1% en septiembre, ante el mismo mes de 2015, que marcó la primera mejora interanual en quince meses. Aunque la industria del acero está operando a un 60% de su capacidad, que es de 49 millones de toneladas anuales, según Marco Polo de Mello, presidente de la asociación siderúrgica brasileña.

Los economistas privados apuestan que en el cuarto trimestre habrá señales más claras de salida de la recesión, aunque esperan que el crecimiento ocurra en 2017. El gobierno del presidente Michel Temer adoptó medidas para atacar el déficit fiscal desde mayo, cuando sustituyó de forma interina a la ex presidenta Dilma Rousseff, pero esas correcciones aún no dieron sus frutos en la economía real.

El PBI de Brasil cayó 3,8% en 2015 y se espera que sume otro 3,2% hasta final de año, completando la peor recesión en casi un siglo.