Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

EE.UU. denunció a China ante la OMC por inflar precios de materias primas

La administración Obama sostiene que el gigante asiático distorsiona los precios de nueve materias primas para favorecer a sus empresas.

EE.UU. denunció a China ante la OMC por inflar precios de materias primas

Estados Unidos anunció este miércoles que denunció ante la Organización Mundial de Comercio  (OMC) las prácticas comerciales de China de "inflar" los precios de nueve materias primas para favorecer a sus empresas.

Pekín impondría así “tasas a la exportación” que hacen que el cobalto, el cobre o el plomo sean más costosos para las empresas estadounidenses y otorgarían una “ventaja competitiva” a los  fabricantes chinos, afirmó el equivalente chino del departamento de Comercio Exterior estadounidense en un comunicado.

“Esas tasas son un intento de China de engañar al sistema para que las materias primas sean más baratas para sus empresas manufactureras y más caras para las nuestras”, afirmó Michael  Froman, el representante especial de Comercio Exterior estadounidense (USTR), citado en el comunicado.

Esas tasas se traducen en un sobrecosto que puede  llegar al 20% y afectan a materias primas utilizadas en industrias “vitales” para la economía estadounidense, como la aeroespacial la  automotriz y la electrónica, detalla el representante especial.

Esas medidas son asimismo un estímulo para trasladar a China algunas actividades de las empresas que quieran obtener esas materias primas más baratas, aseguran las autoridades estadounidenses.

Según el comunicado del USTR, esos mecanismos están “en contradicción” con las obligaciones comerciales de China en tanto que miembro de la OMC.

Formalmente, Estados Unidos inició la primera etapa del arreglo de diferendos en el seno de la OMC, que tiene el objetivo de establecer “consultas” con Pekín, indica el comunicado.

Según Washington, se trata de la décimotercera demanda  estadounidense contra China ante la OMC bajo la administración de Barack Obama.

Fuente: AFP