Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

EE.UU: Trump acusa a Ted Cruz de fraude y pide repetir la interna en Iowa

El precandidato por el Partido Republicano acusó a su rival de ganar creando el rumor de que Ben Carson, otro aspirante, se bajaba de la carrera. "Ted Cruz no ganó Iowa; lo robó", dijo

El magnate estadounidense Donald Trump acusó ayer de "fraude" al senador Ted Cruz, quien contra todos los pronósticos ganó las primarias republicanas en Iowa el lunes, y exigió que se celebre una nueva elección en ese estado.

El multimillonario acusó a Cruz de haber dicho, justo antes del voto, que el aspirante republicano Ben Carson –quien competía por el fuerte voto evangelista con Cruz y terminó cuarto– había retirado su candidatura, cosa que no fue cierta.
"Mucha gente votó por Cruz en vez de Carson a raíz de este fraude de Cruz", tuiteó Trump.

Fue incluso más allá al pedir directamente repetir las primarias. "Basado en el fraude cometido por el senador Ted Cruz durante los caucus (asambleas) de Iowa, debería celebrarse una nueva elección y anularse los resultados de Cruz", escribió Trump en Twitter.

Todos los sondeos en Iowa daban a Trump como ganador entre los republicanos en las primarias del lunes, las primeras de cara a las elecciones de noviembre en Estados Unidos, pero sorpresivamente terminó en segundo lugar con 24,3% de los votos, contra 27,7% Cruz, un senador ultraconservador de Texas de origen latino. El senador de Florida Marco Rubio recibió a su vez 23,1% de los votos, pisándole los talones a Trump.

"Ted Cruz no ganó Iowa, lo robó. Es por eso que los sondeos se equivocaron tanto y por eso que recibió tantos votos más que previsto", tuiteó Trump.
Las acusaciones de Trump contrastan con sus declaraciones al finalizar la votación en Iowa, en las que el candidato expresó sentirse "honrado" de llegar segundo. Críticos del magnate interpretan sus acusaciones como un intento de acaparar la atención mediática.

El siguiente estado en votar en las primarias es New Hampshire el próximo martes. Allí Trump lidera los sondeos entre los republicanos; no ganarlo sería un desastre político para el multimillonario, coinciden los analistas. Entre los demócratas, Bernie Sanders llega aventajando a Hillary Clinton.

De acuerdo con Jeanne Zaino, profesora de ciencia política en Nueva York, la reacción ofensiva de Trump es una movida estratégica para opacar el hecho que perdió en Iowa y rebatir la idea de que no es invencible.

"Eso es un enorme componente de la campaña de Trump. Ha hecho campaña con el argumento de que es un ganador y de repente sale perdedor en Iowa", indicó Zaino.

Las polémicas declaraciones contra Cruz demostraron una vez más que Trump logra llegar a los titulares de la cobertura de las primarias republicanas, y eso sin tener que gastar dinero en avisos publicitarios.

Rick Wilson, un consultor republicano que estima que Marco Rubio es el mejor candidato republicano para la Casa Blanca, estimó que el último escándalo del magnate inmobiliario es una prueba de desesperación. "No creo que el colapso emocional de Trump de hoy (por ayer) esté ayudando a su campaña", opinó Wilson.