Es improbable un acuerdo inminente y aumenta la proyección de un alza de aranceles para el viernes. 

EE.UU. dice que negociadores chinos dieron marcha atrás con compromisos

Pero igual las partes se reunirán este jueves y viernes en Washington para seguir negociando. Según funcionarios  estadounidenses, las amenazas de Trump de subir aranceles a productos chinos son porque la delegación china se echó atrás con compromisos que ya había asumido en las negociaciones. 

Funcionarios del gobierno estadounidense justificaron la reciente amenaza del presidente Donald Trump de aumentar aranceles a productos chinos diciendo que hace unos días, la delegación china se echó atrás con algunos compromisos que ya había asumido en las negociaciones que ambas partes sostienen hace 10 meses entre Washington y Pekín. 

“A lo largo de la última semana, aproximadamente, hemos visto una erosión en los compromisos de China. Yo diría que retirándose de los compromisos específicos que ya se habían hecho , citó el Washington Post al representante comercial Robert E. Lighthizer. “Eso en nuestra opinión, es inaceptable .

Robert Lighthizer

Agregó que la parte china iba a hacer cambios “sustanciales en el texto acordado de un pacto voluminoso de siete capítulos, y añadió que “realmente, usaría la palabra ‘renegando’ de compromisos anteriores .

Pese al tono duro de las conversaciones, Lighthizer, que encabeza el equipo negociador de EE.UU., y el secretario de Tesoro Steven Mnuchin confirmaron que su administración espera recibir al equipo chino encabezado por el viceprimer ministro Liu He para continuar el diálogo este jueves por la tarde y el viernes en Washington.

Y la versión coincide con el comunicado del Ministerio de Comercio chino que hoy ratificó lo que el lunes adelantó un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático, en el sentido de que su equipo de negociadores participará en la nueva ronda en Wasnhington este 9 y 10 de mayo, bajo el liderazgo del viceprimer ministro chino, Liu He.

"La negociación en sí es un proceso de discusión y es normal que las dos partes tengan diferencias", citó Xinhua al vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang. Añadió que China siempre cree que el respeto mutuo, la igualdad y el beneficio mutuo son la premisa y la base para llegar a un acuerdo, y que agregar aranceles no resolverá ningún problema. 

En todo caso, parece derrumbarse cualquier posibilidad de que las partes alcancen un acuerdo inminente, y crece la probabilidad de que este viernes, EE.UU. eleve los aranceles de productos chinos por valor de u$s 200.000 millones del 10% al 25%.

En tanto, fuentes consultadas por el Washington Post sugirieron que los últimos datos de ambas economías inciden en que sus respectivos equipos negociadores refuercen sus respectivas posturas y estén menos dispuestos a ceder. 

La economía de los Estados Unidos creció en el primer trimestre a una sólida tasa del 3,2%, y el desempleo cayó en abril a su punto más bajo en casi 50 años. En China, las medidas de estímulo del gobierno aislaron a la economía de los peores efectos de la guerra comercial.

"Los desarrollos recientes en ambos lados pueden haber terminado fortaleciendo las espinas de ambos lados y reduciendo la urgencia de un acuerdo", dijo David Loevinger, director gerente de TCW, una firma de inversión con sede en Los Ángeles.

Tags relacionados