Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Dos modelos de Europa se enfrentan en elecciones legislativas de Holanda

En un año electoral clave para la Unión Europea (UE), con un avance de la ultraderecha xenófoba y anti inmigratoria, Holanda elige hoy al primer ministro

Dos modelos de Europa se enfrentan en elecciones legislativas de Holanda

Con una tasa de crecimiento del 2,3% y un 5,4% de desempleo, la clave de estos comicios en los Países Bajos no es la economía sino la cuestión de la identidad, donde el número de inmigrantes superó al de los emigrantes en un total de 17 millones de habitantes.


Los últimos sondeos pronosticaban una preferencia del electorado por los candidatos Mark Rutte del Partido Popular de la Libertad y la Democracia (VVD), –del actual primer ministro–, y del ultraderechista Partido de la Libertad (PVV), de Geert Wilders, con 25 y 24 escaños respectivamente.

De los 28 partidos que se presentan, sólo 14 obtendrían los votos suficientes para conseguir representación parlamentaria, por lo que el próximo gobierno necesitará una coalición de entre cuatro y seis agrupaciones.

Dado que ninguna querría unirse al PVV, se prevé que los próximos quince días serán de intensas negociaciones.

Rutte, de 50 años, se precia de haber logrado la recuperación económica del país con su gobierno liberal conservador y aspira a un tercer mandato como primer ministro. Se posiciona como el candidato de la seguridad y de la estabilidad, y aunque no indicó con quiénes armaría coalición, manifestó afinidad por los democristianos del CDA y los liberales de izquierda del D66.

La retórica antieuropeísta de Wilders, de 53 años, obligó a la mayoría de los candidatos a modificar sus discursos para interpelar a un electorado de 12,9 millones de personas que cree que las decisiones ya no las toman los políticos a los que eligieron en las urnas, sino las autoridades de la UE en Bruselas.

La tercera fuerza política podría ser Groenlinks (Izquierda Verde), cuyo líder, Jesse Klaver, de 33 años, está siendo comparado con el ex mandatario estadounidense Barack Obama por su discurso de "esperanza y cambio".

En los últimos días el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, arremetió con críticas de "nazismo" y "terrorismo de Estado" contra Holanda porque no le permitió hacer proselitismo en ese país para una reforma presidencialista turca.

Rutte fue apoyado por la canciller alemana Angela Merkel y la UE, y la crisis continúa, con sanciones turcas contra Holanda y la imposibilidad del embajador holandés de ingresar a Ankara.

La ofensiva diplomática exaltó el discurso xenófobo y antiinmigratorio del euroscéptico Wilders, que de imponerse en los comicios, podría influir significativamente en las elecciones de mayo en Francia y las de septiembre en Alemania. La derecha xenófoba sumó protagonismo durante el último año en la UE por la crisis de refugiados, los recientes atentados islamistas –entre ellos, Francia y Alemania– y las victorias de Donald Trump en Estados Unidos y del Brexit en el Reino Unido.