Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Donald Trump se consolida como favorito en las internas del Partido Republicano

El magnate es rechazado por la conducción partidaria, que tampoco acepta al senador ultra conservador Ted Cruz, que está segundo en los sondeos

Donald Trump se afianza al tope de las preferencias republicanas

Donald Trump se afianza al tope de las preferencias republicanas

El multimillonario Donald Trump se consolida al frente en la carrera por convertirse en el postulante del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos. Según la encuesta de la cadena CNN alcanzó un nuevo récord de intención de voto al obtener el apoyo de 4 de cada 10 votantes conservadores.

De acuerdo con el sondeo, el 41 % de los votantes republicanos a nivel nacional respalda la candidatura del magnate, más del doble que su competidor más cercano, el senador por Texas, Ted Cruz, quien obtuvo el 19 % de apoyo.

Ningún otro candidato republicano para las primarias alcanzó los dos dígitos. El senador por Florida Marco Rubio llegó al 8 %, mientras que el neurocirujano Ben Carson logró el 6 % y el ex gobernador del Estado de Florida, Jeb Bush el 5 %. El resto de aspirantes quedó por debajo de esa cifra.

La encuesta anterior realizada por CNN daba a Trump un 39% de apoyo, frente al 18 % para Cruz y el 10 % para Rubio, lo que indica cierta estabilidad en la carrera republicana. El sondeo indica además que el multimillonario lidera también las encuestas tanto entre hombres como entre mujeres, así como entre los más jóvenes y los de mayor edad, además de entre los blancos que profesan la religión evangélica.

Aunque también a la cabeza de los candidatos, el multimillonario flaquea sin embargo entre los graduados universitarios, que le dan un 26% de apoyo frente a un 20 % a Cruz; y entre los simpatizantes del Tea Party, el ala más conservadora del partido, donde obtiene un 37 % frente a un 34 % para el senador por Texas.

Sin embargo, a una semana del inicio de las primarias que se darán su puntapie inicial en el Esatdo de Iowa, ni Trump, ni Cruz son capaces de entusiasmar a la conducción del partido, ni a los líderes tradicionales del campo conservador.

Los candidatos dentro de los cánones tradicionales republicanos, como Jeb Bush (hijo y hermano de presidentes), no contagian. Una venerable revista conservadora estadounidense, National Review, lanzó un número especial, "Contra Trump", en que formuló un llamado a que los republicanos repudien la candidatura del multimillonario. "Trump es filosóficamente un oportunista político fuera de control, que arrojará al basurero los consensos ideológicos conservadores dentro del partido en favor de un populismo irresponsable con la marca de un hombre fuerte", expres la revista en un editorial demoledor.

De acuerdo con la publicación, "hay razones comprensibles por su crecimiento, pero no merece el apoyo conservador en los caucuses y las primarias". Algunos referentes del espacio, como el ex gobernador del estado de Nueva York, George Pataki, trabajan para apuntalar al senador Marco Rubio, un aspirante más moderado. "Marco Rubio es la persona que va a unir a todos los estadounidenses", afirmó Pataki.

Rubio, senador por Florida, aunque está lejos en los sondeos, aún tiene chances de terciar en la contienda. Pataki afirmó que Rubio "tiene el liderazgo, la visión y la inteligencia para entender lo que se necesita para defendernos del radicalismo islámico". "Voy a hacer todo lo posible para ayudarle", agregó el ex gobernador.

Mientras dedicó elogios a Rubio, Pataki criticó a Trump, no sólo por sus declaraciones que calificó de "indignantes", sino porque "no está cualificado para tener su dedo en el botón nuclear".