Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Diputados aprobaron la apertura del proceso de juicio político contra Dilma

El próximo domingo, el pleno de la Cámara baja necesitará de los dos tercios de los votos para ratificar la decisión de la comisión. Aún hay un gran número de indecisos

Por 38 votos positivos contra 27 en contra del juicio político, la comisión de 65 diputados aprobó ayer el informe que pide la apertura del proceso por presunta manipulación de las cuentas públicas contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff.
La presidenta ahora apuesta a evitar con una estrategia in extremis de lucha voto a voto que el plenario de la cámara Baja no avale esa decisión el fin de semana.
Está previsto que la sesión del plenario de Diputados comience el viernes y se extienda hasta el domingo, cuando se decidirá si el Senado juzga a la presidenta o se archiva la demanda. La oposición necesita reunir 342 votos de un total de 513 diputados para viabilizar el impeachment, mientras el gobierno debe juntar 172 para evitarlo.
Un sondeo publicado el domingo por el diario Estado de Sao Paulo reportó 290 diputados a favor del juicio político y 115 con posición irremontable contra la destitución, mientras registró 61 indecisos y 47 que se negaron a responder, sobre quienes recaerá en los próximos días las presiones de ambos bandos en un escenario cargado de incertidumbre.
"Impeachment ya" e "Impeachment sin crimen es golpe", rezaban los carteles que sostenían legisladores favorables y contrarios al juicio, en una sesión tensa, en la que predominaron los discursos altisonantes dentro de la comisión especial dominada por la oposición al gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).
El relator de la comisión, Jovair Arantes, insistió en que "hay indicios suficientes de que la denunciada practicó actos que pueden ser considerados como crimen de responsabilidad" por haber autorizado gastos por fuera del presupuesto sin autorización del Congreso en 2014 y 2015, en un procedimiento conocido como "pedaleadas fiscales".
El Abogado General del Estado, José Eduardo Cardozo, que habló en defensa de Dilma, volvió a pedir la nulidad del proceso desestimando que los cargos en su contra puedan justificar su apartamiento de la jefatura de Estado, cargo para el que fue reelecta en octubre de 2014.
El oficialismo insiste en que las prácticas cuestionadas fueron utilizadas por gobiernos anteriores al de Dilma, incluidos el de los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), y administraciones estaduales, y denuncia que hay en marcha un golpe.
La jornada de ayer dejó a la vista la división en partidos que formalmente están en la alianza oficialista, pero donde cada vez más dirigentes se alinean con el impeachment. Tal el caso del Partido Republicano, que tiene 40 diputados, o el Partido Progresista (51 diputados), que se reunirá en las próximas horas para definir su posición en la votación del domingo.
Si el plenario de Diputados aprueba el impeachment, el Senado votará por simple mayoría si está dispuesto a juzgarla, y en caso de parecer favorable, Dilma será apartada de la presidencia durante 180 días, período que durará el juicio, y en su lugar asumirá Temer.