Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Dilma va a Estados Unidos a denunciar un intento de "golpe de Estado" en Brasil

Todo el espectro político está en movimiento. Mientras la oposición prepara el juicio político en el Senado, el PT inicia los preparativos para la resistencia

La presidenta Dilma Rousseff aprovechará su viaje a la ONU para alertar al mundo sobre el "golpe"

La presidenta Dilma Rousseff aprovechará su viaje a la ONU para alertar al mundo sobre el

La presidenta brasileña Dilma Rousseff viajará a hoy a los Estados Unidos, en el marco de la firma del tratado de cambio climático en la ONU, con la intención de denunciar ante el mundo el intento de "golpe de estado" que se produce en su país. Como resultado, el vicepresidente Michel Temer, quien es a la vez su principal adversario, asumirá el cargo a días del tratamiento por parte del Senado del inicio del proceso de Impeachment.

"El viaje está planeado y ya salió el equipo de avanzada", dijeron desde el Palacio presidencial. Los medios brasileños especulan con que Rousseff aprovechará la exposición global para denunciar que es víctima de "un golpe parlamentario".

Rousseff quedó acorralada luego de que la oposición consiguiera darle seguimiento en la Cámara de Diputados a un pedido de juicio de destitución en su contra, por supuesto maquillaje de las cuentas públicas.
La derrota fue categórica y dejó al gobierno al borde de la catástrofe.

El proceso está ahora en el Senado, que a mediados de mayo votará si ratifica el pedido. Si es así, la presidenta perderá la presidencia mientras se realice el juicio y sería reemplazada por Temer hasta por 180 días.

El Gobierno, además, está golpeado por la justicia. Entre otras cosas, porque le impide al ex presidente Lula Da Silva asumir funciones como jefe de Gabinete de Ministros. Así lo dice el fallo que ayer dio el Supremo Tribunal Federal que aplazó de forma indefinida la decisión sobre la validez de la designación del ex presidente que había sido suspendida el mes pasado por una cautelar dictada por el juez Gilmar Mendes.

Mientras tanto desde el PT, que se prepara para ser oposición luego de más de 12 años, señalan que no darán tregua a los "golpistas". El presidente del Partido, Rui Falcão, dijo que pese a los votos contrarios en Diputados, la agrupación se empeñará para que el impeachment sea evaluado de otra manera en el Senado.

"Esperamos que esta conspiración sea revertida en el Senado", dijo el dirigente. Pero, ante un escenario marcadamente desfavorable en el Senado, señaló que no habrá "tregua" a un gobierno ilegítimo e ilegal. "Si la oposición de derecha insiste en la ruta golpista, reafirmamos que no habrá tregua ni respeto frente a un gobierno ilegítimo e ilegal". Falcão dijo que Brasil asistió el domingo a un circo de horrores, en alusión al comportamiento de algunos diputados. Lula, por su parte indicó que dedicará lo que quede de vida a luchar por la democracia.

Para el PT, dijo, "si la conspiración prospera, el partido será mucho más que oposición. No habrá paz, habrá lucha". Dentro de la oposición, el trabajo está enfocado en organizar el inicio del juicio político que se dará en el Senado. Según anunciaron el 25 de abril es la fecha en la que la Comisión se reunirá para definir el cronograma e iniciar los debates.

El líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) en el Senado, Eunício Oliveira, designó al senador Raimundo Lyra (PMDB) para ser presidente de la Comisión Especial y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) eligió al senador Antonio Anastasia para que sea miembro informante (relator) de la comisión. El presidente del Senado, Renan Calheiros, dijo que que cada bloque partidario tendrá hasta el próximo viernes para indicar sus representantes.

Algunas voces internacionales comenzaron a hacerse escuchar como reacción a los sucesos de Brasilia. El Gobierno de Uruguay, por ejemplo, manifestó su preocupación por el proceso y respaldó a la presidenta Dilma Rousseff, elegida "legítima y democráticamente".

Uruguay buscó sin éxito promover semanas atrás una declaración de apoyo conjunta por parte de la Unión de Naciones Sudamericana (Unasur). La reunión de Jefes de Estado prevista para el sábado en Quito fue suspendida por falta de quórum y a causa del fuerte sismo el fin de semana en Ecuador.