Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Dilma cancela su viaje a Washington y evita que su vice la reemplace en medio de la crisis

El vicepresidente Temer es líder del PMDB, que acaba de romper con el PT de la mandataria.

Dilma cancela su viaje a Washington y evita que su vice la reemplace en medio de la crisis

Al borde del juicio político y con la popularidad por el piso, la presidenta presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, canceló su participación en la Cumbre de Seguridad Nuclear de Washington y evitará así que su vicepresidente Michel Temer, líder del rupturista PMDB, asuma el poder en su ausencia.

Así lo confirmó el periódico Folha de San Pablo, que recordó que el PMDB rompió ayer su alianza con Dilma y hasta adelantó que se mantendrá neutral en caso de que avance el juicio político en contra de la primera mandataria del país vecino.


La Cumbre de Seguridad Nuclear fue organizada por el presidente estadounidense Barack Obama y concurrirán entre otros Mauricio Macri, quien además aprovechará la ocasión para mantener una serie de reuniones bilaterales.


Por su parte, Dilma volvió a calificar hoy como un “golpe” el juicio político promovido en su contra por la oposición y aseguró que la quieren “derrocar” para “golpear los derechos conquistados por la población”.

En un acto en el que anunció nuevas metas para un programa de construcción de viviendas populares, Rousseff fue respaldada por activistas de movimientos sociales al grito de “no habrá golpe”, que se repite en cada manifestación en favor de la mandataria y hoy se escuchó en los salones del Palacio presidencial de Planalto.

“Tenemos que estar atentos, porque quien no tiene razones para sacar a un gobierno con base en la Constitución, quiere sacarlo para golpear los derechos conquistados por la población”, aseguró.

Rousseff incluso planteó que si eso ocurre con una presidenta elegida democráticamente, “qué no harán contra el pueblo” aquellos que, en su opinión, “no aceptaron nunca” los programas sociales que beneficiaron a millones de brasileños en los últimos años.

La oposición promueve un juicio político contra Rousseff bajo la acusación de que incurrió en un “delito de responsabilidad”, que la Constitución prevé como causa de destitución de un jefe de Estado, al avalar unas maniobras contables para supuestamente maquillar los resultados del gobierno brasileño en los dos últimos años.

Rousseff reiteró que eso “no es un delito de responsabilidad” y que las cuentas que pueden ser juzgadas son solo las de 2014, ya que las de 2015 aún no fueron siquiera recibidas por el Congreso, que las debe aprobar o rechazar cada año.

Fuentes: Agencias y Cronista.com