Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Dilma: “Me enfrento a un Golpe de Estado”

Con el proceso de impeachment en marcha, la mandataria de Brasil embistió contra la oposición. Consideró que “buscan el estallido” y llamó traidores a su vicepresidente  y al titular de la Cámara baja. 

Dilma: “Me enfrento a un Golpe de Estado”

Al borde de la destitución, la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, señaló que la oposición impone “una agenda que busca el estallido” luego del proceso de impeachment que se abrió ayer.

“Nuestra democracia ingresa en un proceso de baja calidad. Creo en la democracia. Me enfrento a un Golpe de Estado”, acusó hoy la jefa de Estado, que embistió contra su vicepresidente, Michel Temer, al que calificó de “traidor” y contra el legislador Eduardo Cunha, titular de la Cámara de Diputados.

“Ningún gobierno será legítimo si la gente no puede reconocerse en él con un voto secreto, directo y en una elección general convocada previamente en el cual todos los ciudadanos puedan participar”, agregó y recalcó que el impeachment “es una tentativa de elección indirecta que ocurre porque aquellos que quieren llegar al poder no tienen los votos para hacerlo. Es injusto que el vicepresidente conspire contra la presidenta de la República. La sociedad no quiere a los traidores”.

La mandataria defendió su gestión. “No me enriquecí indebidamente. No hay ilegalidad en estos actos. No hay ninguna acusación contra mi de apropiación incorrecta de dineros públicos por eso siento la injusticia”.

La apertura de un juicio político con el fin de su destitución a la jefe de Estado fue aprobado el domingo por 367 votos a favor y 137 en contra en la Cámara de Diputados y, para que prosiga, sólo necesita del respaldo de la mayoría simple en la Cámara Alta: 41 de los 81 senadores.

Los sondeos realizados por los diarios O Globo, Folha de San Pablo y O Estado de San Pablo entre los miembros de la Cámara Alta, indican que entre 45 y 47 senadores apoyan el juicio político.