Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Desempleo no cede en Brasil y afecta a 11,4 millones de personas

En un año 1,5 millones de personas salieron del mercado formal

En un año 1,5 millones de personas salieron del mercado formal

La tasa de desempleo en Brasil se mantuvo en 11,2% en el trimestre cerrado en mayo, el mismo porcentaje que en el período febrero-abril, según los datos oficiales divulgados ayer. Aunque se mantuvo estable, el índicador se ubicó dos décimas por debajo de lo que esperaban los analistas del mercado consultados por Reuters. Pero se trata de la tasa más alta desde que se se inició la medición, en 2012.

Un total de 11,4 millones de brasileños están fuera del mercado laboral, lo que supone un crecimiento de tres puntos frente al 8,1% del mismo intervalo de 2015, y de un punto ante el trimestre diciembre-febrero pasado (10,2%), de acuerdo al Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), que renovó su metodología para medir la desocupación en 2012.

El indicador creció sin pausa desde mediados del año pasado, empujada por la peor crisis económica que sufrió el país en las últimas décadas. El Producto Bruto Interno (PBI) se contrajo el año pasado 3,8% y el Banco Central (BC) estima que este año se mantendría la misma tendencia, con una nueva caída que llegaría al 3,3%.

En el trimestre que concluyó en mayo perdieron el trabajo 1,5 millones de personas en el mercado formal, con respecto al mismo período del año anterior. La caída de 4,2% fue la peor para el período desde 2012.

Los datos del IBGE indican que quienes perdieron su empleo en blanco se convirtieron en cuentapropistas o se trasladaron al mercado de empleados domésticos, que frente a 2015 incorporó más de 300.000 nuevos empleos (+5,1%). Se trató en este caso de la suba más alta en este tipo de comparación de toda la serie histórica.

El número de cuentapropistas subió 4,3% en el trimestre hasta mayo, en comparación con el anterior. El rendimiento de los trabajadores, que en promedio fue de u$s 614 en el trimestre analizado, implicó una reducción de 2,7% en la comparación anual.