Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Denuncias contra el favorito a la presidencia de Francia mejora las chances de Marine Le Pen

Las denuncias de corrupción contra la esposa del centroderechista Francois Fillon, hasta hace pocos días favorito a la presidencia de Francia en 2017, minaron la confianza de sus seguidores que, según sondeos, migrarán sus votos a la líder de extrema derecha Marine Le Pen y al ex banquero de inversiones, el independiente Emmanuel Macron. La semana pasada, una denuncia periodística señaló que Penelope Fillon cobró más de 800.000 euros brutos como asistente parlamentaria de su marido sin que se constatara que efectivamente trabajó.
Se abrió una investigación judicial y el candidato ruega que Francia espere los resultados antes de emitir juicio, pero el descrédito popular ya impactó y varios correligionarios de Los Republicanos le piden que se baje de la postulación. Cuando Fillon -ex primer ministro de Nicolas Sarkozy- ganó las primarias conservadoras en noviembre, proclamó la necesidad de un sacrificio de todos los franceses para salvar al país "al borde de la quiebra".
Los investigadores intentan determinar si la mujer de Fillon,quien siempre se presentó como ama de casa, efectivamente trabajó como su asistente mientras percibió un salario o si fue un empleo ficticio. En 2007, Penelope Fillon le había dicho al diario británico The Sunday Telegraph que "nunca ha sido asistente de su marido" ni se había ocupado de su comunicación. El medio añade que dos hijos del matrimonio trabajaron a tiempo completo como asistentes parlamentarios de su padre durante dos años, percibiendo un total de 84.000 euros entre los dos, cuando aún eran estudiantes.