DENTRO DEL OFICIALISMO BRASILEÑO DAN POR HECHO EL CAMBIO EN HACIENDA PARA ENERO

Crece la presión de Lula y el PT para reemplazar al ministro Levy por Meirelles

Aunque se buscan cambios en la dirección de la economía, en el mercado descuentan que la presidenta Rousseff continuará con los recortes y seguirá el mismo rumbo

Joaquim Levy, actual ministro de Hacienda, dejaría el cargo en enero de 2016, y sería sustituido por el ex presidente del Banco Central, Henrique Meirelles. Según informó ayer el diario brasileño Valor Económico, el actual ministro sufrió un gran desgaste por las resistencias parlamentarias y políticas a su programa de recorte del gasto público.


Meirelles, es la opción defendida por Lula da Silva, quien en privado cuestiona la actual política económica y pide medidas que estimulen la expansión de la actividad, contra la austeridad que impulsa Levy. La presidenta Dilma Rousseff, antes renuente a dejar ir a Levy, ahora estaría dispuesta a aceptar un cambio de nombre y de directrices de política económica, informó el matutino, citando fuentes del Ejecutivo y del oficialista Partido de los Trabajadores.


"Meirelles llegaría para implementar el modelo de política económica defendido abiertamente por Lula, que implica recuperar la expansión del crédito, con el consiguiente aumento del consumo interno y la liberación de créditos internacionales para los estados, una demanda que el actual ministro de Hacienda le frenó a los gobernadores", señala Valor.


Según una fuente del PT consultada por el diario la estrategia serviría para frenar el juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff. "Precisamos rerevertir el cuadro de deterioro económico. Si la crisis se agrava, Dilma va a caer. No por causa del Congreso sino por el clamor popular en las calles".


El artículo informa que en las últimas semanas, emisarios del ex presidente Lula Da Silva sondearon diferentes nombres para elegir al sucesor de Levy. "El perfil buscado era el de un empresario notorio, cuyo nombre tuviese una aceptación instantánea en el mercado, pero ninguno aceptó", dijo la fuente que agregó: "Solo quedó Meirelles, que acepta cualquier cosa".


El diario Folha de Sao Paulo, por su parte, planteó las dificultades que tuvo en los últimos tiempos el ministro de Hacienda. Una de ellas es que Levy se peleó con varios de sus colegas en el gobierno, aunque la problemática más grave es la dificultad para que sus proyectos de ajuste fiscal pasen el filtro del Congreso.


Según el diario paulista, sin embargo, la agenda de Meirelles no sería muy diferente de la de Joaquim Levy, aunque se considera que su nombre tiene un peso específico mayor y sería bien visto por el mercado. Sería un cambio que no necesitaría ser explicado o que pudiera poner en duda las políticas fiscales y monetarias.

Tags relacionados