Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Crean policía especial contra inmigrantes y narcos

El fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, anunció la creación de una nueva unidad policial para combatir a los delincuentes violentos y revertir una tendencia de criminalidad que según él, es creciente en el país norteamericano.
La unidad incluirá a agentes del FBI y la DEA, y su objetivo será combatir la inmigración irregular, el crimen violento, el tráfico de drogas y la violencia de las pandillas, indicó el Departamento de Justicia.
Sin proporcionar cifras, Sessions afirmó ante la Asociación Nacional de Fiscales que "los crímenes violentos están en aumento, y siempre debemos recordar que los crímenes son cometidos contra personas reales. La creación de este grupo de trabajo es un paso crítico para enfrentar esta crisis de manera vigorosa, efectiva e inmediata".
Esta unidad se creó en respuesta al decreto para la reducción del crimen violento que firmó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 9 de febrero.
En esa orden ejecutiva, Trump equiparó a los inmigrantes indocumentados con los delincuentes y determinó que para mantener "el orden" en el país, debe haber "un compromiso de aplicar la ley y desarrollar políticas que aborden de forma integral la inmigración ilegal, el narcotráfico y el crimen violento".
Según datos del FBI, el crimen violento en Estados Unidos descendió abruptamente durante los últimos 25 años.
Entre 1993 y 2015, la tasa de crímenes violentos cayó un 50%, aunque entre 2014 y 2015 ha habido un incremento del 3% en este tipo de delitos y ha aumentado en un 10% la tasa de asesinatos, según el FBI.
Al asumir como fiscal general a comienzos de febrero, el ultraconservador Sessions había anticipado que entre sus prioridades estarían la respuesta a la criminalidad y poner fin a la "ilegalidad" entre los inmigrantes.