Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Corrupción en Brasil: la Corte aceptó a un “arrepentido” de alto rango que acusa a Dilma y Lula

Es Delcidio Amaral, ex jefe de la bancada oficialista en el Senado. En el marco de un “acuerdo de cooperación”, acusó a la presidenta y al expresidente de participar en múltiples casos de corrupción. La declaración, que implica a otros políticos, se suma a la causa Petrobras.

Corrupción en Brasil: la Corte aceptó a un “arrepentido” de alto rango que acusa a Dilma y Lula

En lo que representa una nueva mala noticia desde la Justicia para la presidenta Dilma Roussef y el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, la Corte Suprema de Brasil aceptó hoy un “acuerdo de cooperación” propuesto por el ex jefe de la bancada oficialista en el Senado Delcidio Amaral, quien implicó a la actual mandataria y a su antecesor en múltiples casos de corrupción.

Al ser aceptada por la Corte, la declaración de Amaral a la Policía en el marco del  acuerdo de cooperación con la Justicia se incorpora a la causa abierta por el caso de corrupción en Petrobras.

La declaración, que suma 255 páginas y aporta pruebas como sus agendas oficiales, listas de llamadas y pasajes aéreos, denuncia también a numerosos políticos de partidos oficialistas y de oposición.


Más información: Acorralado, Lula asumiría como ministro


Parte de las acusaciones de Amaral fueron adelantadas por la revista Istoé, que obtuvo algunos documentos según los cuales el senador afirmó que Rousseff y Lula “sabían” de la corrupción en la petrolera e intentaron “manipular” a la Justicia para obstruir la investigación y liberar a algunos acusados.

Fuentes del Tribunal Supremo citadas por la agencia de noticias EFE anticiparon que el juez que aceptó el acuerdo también decidió que, como sucede en todos los casos similares, las declaraciones de Amaral serán hechas públicas.


Según la revista Istoé, Amaral acusó a Dilma de operar para lograr beneficios en la Corte y a Lula de pedirle sobornar al ex director de Petrobras.


El exjefe de la bancada oficialista del Senado fue encarcelado en noviembre pasado, cuando aún encabezaba el bloque, acusado de “obstaculizar a la Justicia” y de intentar sobornar a algunos implicados en la red de corrupción petrolera a cambio de su silencio. Hace un mes, la Corte Suprema autorizó que siguiera detenido en su domicilio y que incluso retomara su actividad parlamentaria, lo que aún no ha hecho.

Según Istoé, Amaral culpó a Rousseff de intervenir directamente en el nombramiento de algunos miembros del Supremo Tribunal de Justicia a fin de favorecer “la liberación” de algunos empresarios detenidos por el caso.

Sobre Lula, la revista reveló que Amaral declaró a las autoridades judiciales que fue quien le “pidió expresamente” que intentara sobornar al ex director de Petrobras Nestor Cerveró para que no colaborase con la Justicia.

La declaración de Amaral, de acuerdo con la revista, también se refiere a un escándalo de sobornos parlamentarios destapado en 2005, durante la primera gestión de Lula, conocido como Mensalao. El senador habría revelado que fue también el propio Lula quien “ordenó” sobornar a algunos de los implicados a fin de que no revelasen detalles sobre cómo operaba esa trama de corrupción, que llevó a la cárcel a 25 políticos y empresarios.

El acuerdo de cooperación propuesto por Amaral ha sido aceptado en momentos en que la crisis política que enfrenta el gobierno de Rousseff se ha agudizado, espoleada por las protestas en que las que este domingo unas tres millones de personas tomaron las calles de todo el país para exigir la destitución de la mandataria.