El coronavirus deja un panorama sombrío en la economía de EE.UU.: dramática suba del desempleo

Los datos del gobierno y las proyecciones del FMI anticipan una crisis prácticamente inédita, con reminiscencias de la Gran Depresión de 1929. 

En Estados Unidos, el impacto del coronavirus  y las medidas de aislamiento están conformando un panorama sombrío para la economía, que equipara a la Gran Depresión 1929, mientras el triste récord de muertes por el Covid-19 superaba hoy los 15.700 muertos.

Los datos sombríos se suceden como los nuevos infectados: mientras el FMI predijo hoy  que en 2020 la economía sufrirá su peor caída desde la Gran Depresión, la tasa de desempleo superaría el 12% constituyéndose en la más alta de Estados Unidos en 90 años, calcula el Washington Post.

En el mercado laboral, la semana pasada se presentaron 6,6 millones de solicitudes para recibir subsidios por desempleo, y apenas siete días antes, habían sido otros 6,9 millones de pedidos.  

A modo comparativo, antes de que los cierres de empresas vinculados a la pandemia  del Covid-19  dejaran a millones de personas sin trabajo a mediados de marzo, las solicitudes de este tipo de subsidios rondaban los 200.000 por semana, recordó The Wall Street Journal. El número de solicitudes de las últimas tres semanas se acercó a los 18 millones, comparado con un total de 11,5 millones en los doce meses previos al 14 de marzo.

FMI cita una incertidumbre extraordinaria

"Todavía nos enfrentamos a una incertidumbre extraordinaria sobre la profundidad y duración de esta crisis. Sin embargo, ya está claro que el crecimiento global se volverá fuertemente negativo en 2020. De hecho, anticipamos las peores consecuencias económicas desde la Gran Depresión", señaló la tiitular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

Kristalina Georgieva - Bloomberg

"Estamos ante una crisis sin igual. El coronavirus ha interrumpido nuestro orden social y económico a la velocidad del rayo. El virus está causando una trágica pérdida de vidas, y las restricciones necesarias para luchar ha afectado a miles de millones de personas". Y resaltó que hace tres meses proyectaban que 160 países del mundo iban a crecer este año, pero actualmente los pronósticos se revirtieron y prevén que 170 economías terminarán el año en rojo.

La Fed al socorro

En todo caso, la Reserva Federal no se queda de brazos cruzados e incluso actúa "proactiva y agresivamente" para aliviar la crisis, evaluó su presidente Jerome Powell al anunciar hoy un programa de u$s 2,3 billones para socorrer a gobiernos locales y pymes para brindar "alivio y tranquilidad".

Powell prevé que "en el segundo trimestre, la economía estará muy débil" y la recuperación dependerá del avance de la pandemia pero se mostró optimista para el año próximo: dijo que hay razones para creer que en 2021 la economía se recuperará y habrá un "repunte robusto".

Por lo pronto, aseguró que la Fed seguirá usando todas las herramientas disponibles hasta que la economía estadounidense comience a recuperarse del daño causado por la pandemia.

Lagarde contra las "recetas del pasado"

La actual presidenta del Banco Central Europeo (BCE) y ex titular del FMI, Christine Lagarde, en tanto dijo que no es posible responder a la crisis generada por la pandemia del Covid-19 con "recetas del pasado".

"Las autoridades de todo el mundo están movilizándose para luchar contra el coronavirus. El Covid-19 es un golpe económico completamente nuevo al que no es posible responder con las recetas del pasado. Necesitamos políticas que se ocupen sobre todo de los más expuestos a esta crisis", subrayó en un blog del BCE.

Christine Lagarde - Bloomberg

Esta crisis es "especial" porque la "drástica" caída de la actividad económica es consecuencia de la decisión de obligar a los trabajadores a quedarse en casa. "Ello crea la necesidad de evitar que empresas que son viables cierren y que sus empleados pierdan sus puestos de trabajo como consecuencia de una crisis transitoria de la que no son culpables", explicó Lagarde, al lamentar que los trabajadores están en la situación de riesgo más grave desde los años 30.

La presidenta del BCE pidió mantener a la economía en "estado latente", lo más cerca posible de su estado anterior a que comenzara a expandirse el brote vírico.

Tags relacionados

Más de Internacionales