Coronavirus: nuevo récord de pedidos de subsidios por desempleo en EE.UU.

Van dos semanas seguidas con pedidos récord de ayudas por desocupación en la primera potencia mundial: todos los estados norteamericanos reportaron un aumento. El Departamento de Trabajo reportó que afectan a los sectores de servicios, manufacturero, sanitario y de asistencia social, además del comercio minorista, mayorista y la construcción.

Estados Unidos  reportó hoy un nuevo récord en pedidos de subsidios por desempleo, por segunda semana consecutiva, a raíz de las medidas de aislamiento para frenar la propagación de la pandemia del coronavirus .

En la semana que concluyó el 28 de marzo, los pedidos de iniciales de ayuda estatal por desocupación subieron a 6,65 millones, frente a los 3,3 millones de la semana previa, indicó el  Departamento del Trabajo.

Economistas consultados por Reuters habían proyectado que la cifra fuera de 3,5 millones.

Ayer, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, había anticipado que el presidente Donald Trump evalúa dar más estímulos a la economía, en vistas del impacto que está generando el Covid-19 , y que una forma sería a través de proyectos de infraestructura

El reporte semanal gubernamental se interpreta como un dato clave en tiempo real sobre la salud de la economía de EE.UU. Economistas dijeron que el país debe prepararse para un alza continuada de los pedidos por desempleo, en parte por las generosas cláusulas incluidas en el histórico paquete fiscal por u$s 2,2 billones aprobado la semana pasada así como el alivio de los requisitos para que los trabajadores busquen beneficios.

Todos los estados norteamericanos reportaron un aumento de los pedidos de subsidio por desempleo en la última semana, con California a la cabeza, con 878.727 solicitudes, por delante de Pensilvania (405.880) y Nueva York (366.403).

"El Covid-19 sigue afectando al número de peticiones. Los Estados siguieron identificando incrementos relacionados de forma generalizada con el sector servicios, liderados por la hostelería y los servicios de comidas", puntualizó el Departamento de Trabajo.

La información proporcionada a nivel estatal refleja que también se han visto especialmente afectados el sector manufacturero, sanitario y de asistencia social, además del comercio minorista, mayorista y la construcción.

Por otro lado, el número de parados receptores del subsidio de desempleo en la semana que finalizó el pasado 21 de marzo experimentó un abultado incremento, hasta situarse en los 3,029 millones de beneficiarios. Esta cifra es la más elevada registrada por el Departamento de Trabajo desde julio de 2013 y representa un incremento semanal de 1,245 millones de personas.

La fotografía del mercado laboral estadounidense se completará este viernes, cuando el Departamento de Trabajo informe de la tasa de desempleo, aunque sus datos tampoco serán completos porque también terminan de recopilar datos hacia mediados de mes.

En febrero, últimos datos disponibles, la tasa de paro bajó una décima respecto al mes anterior, por lo que volvió a situarse en el 3,5%, su menor nivel desde diciembre de 1969, después de haber creado 273.000 nuevos empleos no agrícolas, lo que permitió reducir el número de parados a 5,78 millones, incluyendo 1,1 millones de desempleados de larga duración.

 

Tags relacionados

Más de Internacionales

Noticias del día