Coronavirus: la OCDE prevé que la economía mundial se contraerá un 4,5% en 2020 por causa de la pandemia de Covid-19

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico revisó al alza su proyección de junio sobre la producción económica mundial para este año, pero también adelantó que el PBI mundial crecerá un 5% menos

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) revisó hoy al alza sus cálculos de junio sobre la caída de la actividad económica derivada de la crisis desatada por la pandemia de coronavirus para 2020, y la ubicó en 4,5%.

De este modo, la OCDE mejoró en su informe de perspectivas intermedias 1,5 puntos porcentuales su estimación inicial, aunque adelantó que el Producto Bruto Interno (PBI) mundial crecerá 5% menos, dos décimas por debajo del cálculo de hace tres meses.

La OCDE admitió que sus cálculos están sujetos al avance del Covid-19  y a las políticas fiscales y de estímulo para contener su efecto.

Si la confianza empresarial y de los consumidores aumentara más rápido de lo asumido, los nuevos brotes de coronavirus sólo requerirían medidas de contención localizadas y de vislumbrarse una vacuna antes de lo previsto, el PBI podría crecer hasta 7% en 2021 y el comercio hasta 6%.

Lea también

En cambio, si la incertidumbre fuera más profunda de lo estimado y los brotes se intensificaran, el crecimiento podría reducirse en 2,5 o 3 puntos y el comercio global caer hasta 7% el año que viene.

Para 2021, la pérdida global de ingresos se elevaría a u$s 7 billones, una cifra que se reduciría a u$s 4 billones si la situación mejora. Si las condiciones empeoran, las expectativas podrían llegar hasta los u$s 11 billones.

Para el conjunto del G20, la proyección redujo la caída a 4,1% en 2020, frente a la de 5,7% de junio en su escenario más optimista, y mejora en dos décimas la suba de 2021, hasta el 5,7 %.

Sólo para China, el pronóstico de la OCDE es de un crecimiento del PBI en ambos casos, de 1,8% este año y de 8% el que viene, lo que supone un alza de 4,4 y de 1,2 puntos porcentuales respectivamente, impulsada por su rápido control del virus y por haber sido el primer país en el que estalló.

Los descensos en el resto del G20 reflejan el golpe de la crisis sanitaria en la economía, con Sudáfrica (-11,5%), Argentina (-11,2%), Italia (-10,5%) y México (-10,2%) como países más afectados, y las bajas más contenidas en Corea (-1%), Turquía (-2,9%) e Indonesia (-3,3%).

Aunque para Reino Unido (-10,1%), Francia (-9,5%), Alemania (-5,4%) y la Eurozona (-7,9%) mejoró sus proyecciones en más de un punto, o en 3,5 en el caso de Estados Unidos (-3,8%), esos países no consiguen escapar de la zona roja del descenso del PBI.

La economista jefa de la OCDE, Laurence Boone - Europapress

En todo caso, la economista jefa de la OCDE, Laurence Boone, instó a los gobiernos a que mantengan sus estímulos fiscales durante todo 2021 y alertó de los peligros de tratar de equilibrar las finanzas públicas antes de tiempo.

Boone recomendó a los responsables políticos que no repitan "los errores fiscales de la última crisis", cuando se retiraron pronto los estímulos y se dificultó la senda de recuperación. "Ya habrá tiempo de ajustar las finanzas públicas, pero ese momento no es 2021", señaló en la rueda de prensa donde se publicaron las nuevas perspectivas económicas mundiales.

A la consulta de EuropaPress sobre qué deberían hacer países como España o Italia, que han registrado déficits públicos constantes en los últimos años, Boone matizó que la recomendación de la OCDE es para que el dinero "vaya donde sea necesario".

La economista agregó que para las economías que tienen poco margen de maniobra fiscal, por los déficits y su elevada ratio de deuda, "tenemos el dinero europeo". Y confirmó que el fondo de recuperación de la UE cambia mucho la perspectiva en comparación con la última crisis financiera.

Tags relacionados

Más de Internacionales

Compartí tus comentarios