Coronavirus: caída récord del sector minonista y la producción industrial de EE.UU.

El sector minorista registró una caída del 16,4%, mientras el setor industrial sufrió una contracción del 11,2% 

Los ingresos del sector minorista y restaurantes se desplomaron en abril (16,4%), duplicando incuso la caída de marzo (8,3%) que ya había sido la peor desde 1992, según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

El total de ventas mensuales, u$s 403.900 millones, fue el más bajo desde 2012. Todas las categorías principales, excepto una, se hundieron. La contracción está liderado por una caída del 78,8% en el sector textil y del 60,6% en los negocios de electrónica y electrodomésticos. La única categoría que registró ganancias fue la de ventas fuera de las tiendas que creció un 8,4%, impulsada por las operaciones online especialmente de plataformas como Amazon.

Las tiendas de alimentos y bebidas –uno de los pocos sectores que pudo permanecer abierto por tratarse de comercios esenciales– cayeron un 13,1% en abril, tras la suba de marzo. Los restaurantes y bares bajaron un 29,5% con respecto al mes anterior, con unas ventas que se sitúan en la mitad del nivel de abril de 2019.

La facturación en las estaciones de servicio cayó un 28,8%, motivada probablemente por una combinación entre una baja histórica  de los precios del petróleo y un descenso de demanda por las restricciones de circulación. Las ventas en los concesionarios de autos y repuestos, por otra parte, bajaron un 12,4% con respecto al mes anterior.

Con una porción importante de los estadounidenses todavía en sus  casas y más de 36 millones de desocupados (la tasa de desempleo más alta desde la época de la Gran Depresión), los estadounidenses redujeron drásticamente sus gastos,  dejando entrever que la economía de EE.UU. podría tener una contracción más profunda de la que se pensaba. Más cierres de tiendas y quiebras en toda la nación podrían exacerbar la situación.

La fuerte caída del gasto de los consumidores reaviva el miedo por las proyecciones del PBI para este el primer trimestre, que podría reportar la mayor caída desde 1947. Se espera, sin embargo, que el consume aumente un poco en los próximos meses, con los estados comenzando a flexibilizar algunas restricciones.

La producción industrial alcanzó mínimos históricos

El sector industrial tampoco ofrece un panorama alentador: en general, la producción industrial cayó un 11,2% mientras que la producción manufacturera se redujo un 13,7% y opera en niveles similares a los del año 1919, segpun un informe de la Reserva Federal. Respecto a marzo, reportó una caída de 5,5%.

Los industriales estadounidenses fueron los primeros en experimentar el arrastre económico de la pandemia, tras sufrir interrupciones en la cadena de suministro, un fuerte debilitamiento en el mercado de las exportaciones y una caída en la demanda interna.

Tags relacionados

Más de Internacionales