Coronavirus: a días de la Navidad, Europa endurece las restricciones por la escalada de casos

Tras flexibilizar las pautas de distanciamiento social durante el verano, la segunda ola de coronavirus forzó a la región a adoptar medidas más restrictivas para contener el aumento de casos, que crecieron en 1,6 millones sólo en la última semana

El mundo alcanzó los 72 millones de contagios de coronavirus y la situación es particularmente compleja en Europa, que representa el 38% de todos los nuevos casos registrados en la última semana y el 46% de las nuevas muertes por Covid-19 en el mundo, según el parte epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la OMS, Europa registró la semana pasada 1,6 millones de nuevos casos de coronavirus. Si bien el crecimiento de casos sigue estable por tercera semana consecutiva, la cifra de contagios sigue siendo muy elevada en comparación con otras regiones, mientras los decesos por Covid-19 alcanzaron los 60 por millón de habitantes, la tasa más alta a nivel mundial. Sin embargo, es un 4% menos que la semana anterior y se trata de la segunda caída consecutiva en el número de muertes notificadas.

Preocupado por el avance de los contagios, Alemania –que en las últimas 24 horas reportó 14.432 nuevos contagios y 500 decesos– presionó a la Agencia Europea de Medicamentos para adelantar una semana su reunión y apurarar la aprobación de la vacuna de Pfizer y BioNTech, que se especula podría llegar el próximo 23 de diciembre.

"El objetivo es conseguir la aprobación de la vacuna europea antes de Navidad, y luego empezar a vacunar en Alemania antes de que termine el año", dijo hoy el ministro de Salud alemán, Jens Spahn. "Esta es una buena noticia para la Unión Europea".

El país confía en que el inicio del proceso de vacunación lo ayudará a revertir la preocupante tendencia alcista que llevó a endurecer las restricciones sociales hasta el próximo 10 de enero. Spahn dijo que las nuevas medidas –que comenzarán a regir a partir de mañana– son inevitables y que frente el aumento de nuevos contagios ya no es posible mantener un equilibrio entre medidas de higiene y mantenimiento de la actividad económica.

"Es mejor hacer esto ahora, con posibilidades de éxito, que después de Navidad con no sabemos qué efectos secundarios", dijo Spahn en conferencia de prensa. A horas del cierre de todos los comercios no esenciales, sin embargo, los alemanes salieron a las calles de Berlín, Dortmund y Múnich para adelantar sus compras navideñas.

El gobierno espera que un confinamiento corto pero severo pueda contener la escalada de casos. Desde mañana, las reuniones privadas estarán limitadas a cinco personas de dos burbujas diferentes como máximo. Para los festejos de Navidad (exclusivamente entre el 24 y el 26) se podrán invitar hasta cuatro personas del círculo familiar íntimo (tíos, primos, sobrinos, hermanos) que no sean convivientes, aunque para Año Nuevo estarán prohibidas las reuniones en espacios abiertos.    

No obstante, algunos estados federados pueden imponer restricciones más severas en base a la coyuntura sanitaria. En Brandemburgo, por ejemplo, desde mañana comenzará a regir un toque de queda nocturno, mientras en Sajonia la gente sólo puede salir de sus casas por razones de fuerza mayor.

Países Bajos (que acumula 638.741 casos y 10.254 muertes desde el comienzo de la pandemia) anunció esta semana un "confinamiento duro" hasta el 19 de enero, que incluye el cierre de centros educativos, comercios no esenciales y oficinas públicas. Además, se impuso el teletrabajo y las reuniones sociales se limitan a dos personas (excepto en Navidad cuando se amplía a tres) y sólo en espacios abiertos. No se podrán realizar viajes al exterior hasta marzo.

En tanto, dos prestigiosas revistas médicas del Reino Unido alertaron que el gobierno británico estaba a punto de cometer "otro gran error que costará muchas vidas". A diferencia de Alemania, Holanda e Italia, que mantendrán las restricciones pese a los festejos por Navidad, el Reino Unido habilitó un período de cinco días (del 23 al 27 de diciembre) para que las personas puedan movilizarse en todo el territorio, sin importar la cantidad de casos de coronavirus que haya en cada zona. Durante esos días, se permitirán reuniones privadas –incluso pasar la noche– de hasta 8 personas de 3 burbujas no convivientes.

Desde mañana, sin embargo, Londres pasará a Fase 3 de confinamiento (la más estricta de todas, considerada como "alerta muy alta") que prevé, entre otras cosas, el cierre de clubes, restaurantes, bares y pubs excepto para delivery o take away y las restricciones a las reuniones sociales tanto en espacios abiertos como cerrados.

Por otra parte, el gobierno británico –que ha sido fuertemente criticado por su manejo de la pandemia– amenazó a Greenwich con usar sus "poderes legales" para garantizar la educación luego de que el municipio instara a las escuelas a volver a un esquema de clases virtuales tras un aumento de los contagios.

A diferencia de sus vecinos, Francia –bajo cuarentena desde el 30 de octubre– comenzó hoy un progresivo desconfinamiento con la mirada atenta a lo que pueda suceder durante las fiestas. Los franceses ya no necesitan justificación para salir de sus casas, aunque se estableció un estricto toque de queda entre las 8 de la noche y las 6 de la mañana. Bares, restaurantes, hoteles, salas de teatro, cine y museos, entre otros locales de entretenimiento permanecerán cerrados por lo menos hasta enero.

Los casos diarios llevan varias semanas estabilizados, por lo que el segundo confinamiento parecería haber dado resultados, al menos por ahora. Sin embargo, con más de 82.000 nuevos contagios en la última semana, Francia es el quinto país europeo con mayor incidencia después de Rusia (con focos en Moscú y San Petersburgo), Alemania, el Reino Unido e Italia.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios