Coronavirus: Francia alerta que está "muy complicada" e Italia va por más restricciones

Francia tuvo un récord de infectados de coronavirus el fin de semana: 43.000, y aunque el gobierno se resiste a una nueva cuarentena, no la descarta. En Italia no quieren volver a confinarse del todo: primero seguirán avanzando con medidas restrictivas. 

El primer ministro de Francia, Jean Castex, alertó hoy que el país está en una situación "muy complicada" ahora que atraviesa una "fuerte" segunda ola de contagios de coronavirus, mientras que en Italia el gobierno sigue abogando por dejar de lado medidas "extremas" pero el primer ministro, Giuseppe Conte, avisó que el gobierno estudia la posibilidad de introducir nuevas restricciones en algunas zonas.

Castex pidió a la población que se "ciña a cumplir con las medidas de restricción impuestas a nivel local" y advirtió que el gobierno tendrá que imponer restricciones más severas si las estadísticas siguen empeorando.

En este sentido, no descartó de plano un nuevo confinamiento como el que ya vivió Francia -y otros países de Europa- en la primavera boreal, cuando el país registró su pico de contagios. "No podemos excluir nada", lamentó. Toulouse y Montpellier fueron agregadas a la lista de localidades en "máxima alerta", que incluye París, Lyon y Marsella.

Tan sólo hoy, las autoridades sanitarias reportaron 8505 nuevos casos de coronavirus y 95 muertos. La tasa de positividad se sitúa ahora en torno al 11,8%. El sábado fueron 27.000 contagios en un solo día, un récord desde que comenzó la pandemia. Y el domingo fueron 16.000.

Desde que comenzó la pandemia murieron 32.825 personas en Francia por el coronavirus y en la última semana fueron hospitalizadas 5350 personas, de las cuales 929 pacientes tuvieron que ingresar en cuidados intensivos. Ahora hay en la UCI 1.539 pacientes, una cifra récord desde mayo.

Italia no quiere otra cuarentena

El gobierno de Italia insistió hoy en descartar un nuevo confinamiento en todo el país, tras sumar 4619 casos de coronavirus en el último día, apenas menos que en las jornadas anteriores.

Si bien las autoridades siguen abogando por dejar de lado medidas "extremas", el primer ministro, Giuseppe Conte, dijo que el gobierno estudia la posibilidad de introducir nuevas medidas de restricción en algunas zonas para evitar una mayor propagación del virus.

"Queremos adoptar un nuevo decreto con nuevas medidas esta misma noche", dijo Conte en la ciudad de Tarento. El decreto prohibirá las fiestas privadas y limite el número de asistentes a ceremonias como bodas, bautismos y funerales. Y también adelantarán el cierre de bares y restaurantes.

Pero Conte advirtió que podrían producirse "cierres localizados" si la situación empeora en algunas zonas del país. Desde el inicio de la pandemia, Italia lamenta 359.569 casos de coronavirus y 36.205 muertos -39 de ellos en las últimas 24 horas-.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios