Coronavirus: Boris Johnson anunció que el Reino Unido vuelve a la cuarentena para frenar al Covid-19

"Si no actuamos ahora corremos el riesgo de tener miles de muertes al día en unas pocas semanas", advirtió el primer ministro en conferencia de prensa. El país superó el millón de casos.

Los 56 millones de habitantes de Inglaterra volverán al confinamiento domiciliario a partir del jueves y hasta el 2 de diciembre en un intento de frenar el avance de la pandemia de coronavirus, que superó el millón de casos, anunció hoy el primer ministro británico, Boris Johnson.

"Si no actuamos ahora corremos el riesgo de tener miles de muertes al día en unas pocas semanas", dijo Johnson en conferencia de prensa, y sostuvo que si eso ocurre sería "un desastre moral" para el servicio de salud (NHS) y el país.

"Tenemos que ser humildes ante la naturaleza", afirmó en rueda de prensa al anunciar que todos los comercios no esenciales cerrarán y los ingleses no podrán salir de casa salvo para cuestiones esenciales como comprar comida o acudir al médico, aunque las escuelas y las universidades seguirán abiertas, informó la agencia de noticias AFP.

El primer ministro defendió la elección de las restricciones locales adoptadas en las últimas semanas, subrayó "los costos del encierro", pero ante nuevos datos formalizó el visto bueno para el una segunda edición de la medida a partir del jueves, al tiempo que invitó nuevamente a la población a "quedarse en casa".

Reino Unido registró en las últimas horas un total de 21.915 nuevos casos de coronavirus -- que elevan el total de afectados por encima del millón -- y otras 326 víctimas mortales, según el balance oficial dado a conocer este sábado.

El balance del Ministerio de Sanidad eleva el total de casos a 1.011.660 afectados y los fallecidos a 46.555. Un total de 10.918 personas están hospitalizadas, de las cuales 978 necesitan de un respirador.

El confinamiento provocará el cierre de los negocios no esenciales, así como el sector hostelero durante un mes. Sin embargo, y a diferencia de las restricciones primaverales, las escuelas y las universidades permanecerán abiertas.

El cierre incluirá también restricciones a los viajes y entrará en vigor desde el próximo jueves hasta el 2 de diciembre.

Previo al anuncio, Johnson mantuvo una reunión de emergencia con los miembros de su gabinete en la que sus asesores científicos expusieron alarmantes resultados de las ultimas proyecciones sobre el avance de la segunda ola de Covid-19.

El norte del país, en torno a ciudades como Liverpool y Manchester, ya estaba bajo fuertes restricciones, con cierre de bares y prohibición de reunirse con familiares y amigos con quienes no se conviva. Pero un estudio publicado el jueves por el Imperial College London e Ipsos Mori lanzó la alerta sobre la rápida propagación del virus más al sur, que podría rápidamente encontrarse al mismo nivel.

Así, el primer ministro se vio empujado por sus asesores a frenar ahora la disparada en los contagios, con la esperanza de poder permitir que las familias se reúnan en Navidad. 

La Cámara de los Comunes tendrá la oportunidad de debatir y posiblemente votar sobre las nuevas limitaciones el próximo miércoles. Estas medidas solo afectan a Inglaterra, porque cada una de las cuatro naciones que forman el Reino Unido decide sus políticas sanitarias.

Sin embargo, más de tres millones galeses ya fueron reconfinados hace una semana por su gobierno regional durante 17 días.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios