Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Corea del Norte desafía al mundo con una bomba más potente que la atómica

El régimen comunista anunció su primer ensayo exitoso de una bomba de hidrógeno o termonuclear. Hubo un terremoto de 5 grados. China, el gran aliado, se unió al repudio mundial

Corea del Norte anunció ayer por la televisión estatal que realizó con éxito su primer ensayo de bomba de hidrógeno –llamada bomba H–, mucho más potente que la atómica, mostrando que el régimen sigue con su programa nuclear pese a la prohibición impuesta por la comunidad internacional, que repudió enérgicamente el test.
La bomba de hidrógeno, o termonuclear, produce una explosión mucho más poderosa que las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945. Mientras que éstas últimas se basan en la fisión de los núcleos de los átomos del plutonio o el uranio, la bomba H se basa en la fusión de los átomos de componentes del hidrógeno para generar una explosión nuclear. Es una técnica mucho más complicada y que precisa de un proceso de fisión inicial, pero que da como resultado un arma mucho más potente.
Si la bomba atómica al detonar libera una energía que se suele traducir en kilotones, la de este tipo de armas se mide en megatones (un megatón son 1.000 kilotones). Por el momento no se ha utilizado ninguna bomba H fuera de los disparos de ensayo. A día de hoy, el arsenal estratégico nuclear estadounidense, y sin duda el ruso, se compone exclusivamente de este tipo de artefactos, pero en miniatura y con una potencia muy variable.
Las primeras sospechas sobre el nuevo ensayo norcoreano fueron formuladas por sismólogos que detectaron un terremoto inusual de 5,1 grados de la escala de Richter cerca del principal emplazamiento de pruebas nucleares de Corea del Norte, ubicado en el noreste del país.
Aunque el líder norcoreano Kim Jong-un ya había advertido hace un mes atrás que el régimen poseía la bomba H, el anuncio de su prueba fue una sorpresa ya que los especialistas se mostraron excépticos, en su momento, de que Pyongyang contara con tecnología tan avanzada. Incluso ayer muchos sostenían que, si de verdad hubiera detonado una bomba H, el sacudón tendría que haber sido mucho mayor. Algunos contemplaban la posibilidad de que se haya tratado de una bomba a mitad de camino entre atómica y termonuclear.
El ensayo suscitó condenas inmediatas en el mundo y el Consejo de Seguridad de la ONU convocó a una reunión de urgencia. Países vecinos como Corea del Sur y Japón, así como Francia y Reino Unido y Brasil condenaron la prueba. La Casa Blanca prometió una reacción frente a "provocaciones". Incluso China, principal aliada del régimen, también dijo "oponerse firmemente" a la prueba.
Norcorea ya probó tres veces la bomba atómica (en 2006, 2009 y 2013), ensayos que le costaron varias tandas de sanciones internacionales del Consejo de Seguridad de ONU, que anoche estudiaba ampliarlas.