FISCAL GENERAL ACUSA A UN EX MINISTRO DE LIDERAR ORGANIZACIÓN CORRUPTA

Congreso de Brasil busca elevar multas a bancos involucrados en ilícitos

El proyecto de ley permite que el Banco Central acuerde con firmas financieras que admitan haber violado reglas a cambio de castigos menos severos para sus ejecutivos

La Cámara Baja de Brasil aprobó un proyecto de ley que eleva las multas máximas sobre instituciones financieras involucradas en actos ilícitos como parte de sus esfuerzos para lidiar con el peor escándalo de corrupción que ha afectado al país.

El proyecto de ley eleva las multas para bancos en hasta 2000 millones de reales (u$s 631,51 millones) desde 250.000 reales previamente.

También permite que el Banco Central llegue a acuerdos con firmas financieras que admitan haber violado reglas a cambio de multas menores o castigos menos severos para sus ejecutivos. Legisladores y funcionarios gubernamentales aceleraron los preparativos de las nuevas reglas para los denominados acuerdos de indulgencia bancaria debido a que temen que nuevas divulgaciones delaciones premiadas involucren a empresas financieras locales en escándalos de corrupción, informó Reuters previamente este año.

Algunas de las empresas más grandes de Brasil, incluyendo a la procesadora de carne JBS SA y al conglomerado de ingeniería Odebrecht SA, han confesado haber incurrido en irregularidades después de que investigadores descubrieron un plan gigante de corrupción que involucra a los principales partidos políticos de Brasil.

Los acuerdos de indulgencia bancaria estarán limitados a sanciones administrativas, lo que dejará en libertad a los fiscales para presentar cargos criminales. El Banco Central divulgará la existencia de acuerdos de indulgencia, pero mantendrá reserva sobre los detalles estratégicos. El proyecto de ley, que aún necesita de la aprobación del Senado, reemplazará a un decreto ejecutivo temporal emitido en junio por el presidente Michel Temer que expira esta semana.

En tanto, la fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, acusó al ex ministro Geddel Vieira Lima y antiguo colaborador cercano de Temer, de actuar como "líder de una organización delictiva" vinculada con la corrupción, informaron fuentes oficiales.

Dodge defendió en un oficio enviado a la Corte Suprema mantener la prisión preventiva de Vieira Lima, que está en prisión desde septiembre pasado, después de que las autoridades descubrieran en un inmueble, que supuestamente le había "prestado un amigo", más de 51 millones de reales (u$s 16,3 millones) en efectivo.

El dinero estaba guardado en cajas y maletas y es objeto de una investigación que apunta a que su origen está en las prácticas corruptas que las autoridades atribuyen al ex ministro.

Ya había estado una vez en prisión, pues meses antes ya le fue impuesto el arresto domiciliario en el marco de otro caso también relacionado con prácticas corruptas, la Policía encontró huellas de Vieira Lima en dicho inmueble, así como en las maletas y las cajas de gran volumen donde estaba el dinero.

En su defensa por mantener la prisión preventiva, la fiscal general citó la existencia de una organización delictiva formada junto con otros miembros del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera Temer, y con un "elevado" poder de influencia que se evidencia "en su poder financiero".

"Ocultó millones en un apartamento de un tercero, sin ninguna seguridad, en maletas que facilitaban su transporte disimulado. Ese dinero sería apenas una fracción de un todo, todavía mayor y de paradero desconocido", añadió.

Para Dodge, "la posición" asumida por Vieira Lima "parece haber sido la del líder de una organización delictiva".

En paralelo, la fiscal pidió a la máxima corte abrir una investigación contra el diputado Lucio Vieira Lima, hermano de Geddel, cuyas oficinas en la Cámara Baja fueron registradas esta semana por la Policía con la intención de buscar pistas para relacionar al parlamentario con los millones hallados.

Tags relacionados

Más de Internacionales