Condenas en Italia por el Plan Cóndor generan controversias en Uruguay

Los organismos de derechos humanos del país vecino festejaron el fallo judicial, aunque el ex canciller Luis Almagro criticó con dureza la actuación del gobierno de Tabaré Vázquez

Italia condenó a "cadena perpetua" a 24 militares involucrados en el Plan Cóndor, 13 de ellos uruguayos por crímenes contra ciudadanos italianos en distintos países de América del Sur durante la década del 70.

Para Uruguay el fallo arroja un poco de luz sobre los hechos acaecidos durante la dictadura militar y lleva algo de justicia porque, a diferencia de la Argentina, allí no existieron los mismos juicios por crímenes de lesa humanidad a causa de una ley de caducidad.

Aunque el histórico fallo de segunda instancia arroja consecuencias prácticas para sólo dos de los 13 condenados. Se trata de Pedro Mato, quien tiene orden de captura y Jorge Néstor Tróccoli, el único que reside en Italia. Los demás se encuentran presos en Uruguay a causa de distintos juicios con los que las víctimas de la dictadura lograron sortear el cerco legal.

No obstante, la condena trajo las críticas del ex canciller y actual secretario General de la OEA, Luis Almagro, quien acusó al gobierno de no apelar los fallos de primera instancia como corresponde.

Miguel Ángel Toma, secretario de la Presidencia de la República, le respondió que el gobierno hizo lo que debía hacer y que llevó información válida y relevante para condenar los acusados.

El periodista Roger Rodríguez, que declaró como testigo en los juicios, señaló la relevancia de estas condenas. En Uruguay, dice, hay pocos responsables presos y "no todos están condenados". "Por eso estos juicios se llevaron adelante en Italia".

Todos los condenados fueron acusados por los delitos de homicidio voluntario y deberán también pagar las costas del juicio y una serie de indemnizaciones a familiares y asociaciones que componen la acusación, como el Frente Amplio uruguayo. 

Este proceso comenzó con la denuncia hace exactamente veinte años en Italia, en 1999, de algunos familiares de desaparecidos, un año después de que se ordenara la detención del dictador chileno Augusto Pinochet tras la investigación del juez español Baltasar Garzón.

El veredicto es "una gran victoria de la Justicia", explicó la abogada Alicia Mejía, que representa a los parientes de Jaime Patricio Donato Avendaño, miembro de la Junta Central del Partido Comunista de Chile y desaparecido en 1976.

Una gran victoria de la Justicia, una gran victoria de la Fiscalía de Roma, que ha seguido este proceso, una gran victoria de las partes civiles que hoy día pueden tranquilamente llorar a sus muertos. 

El viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales de Bolivia, Diego Ernesto Jimenez Guachalla, aplaudió el fallo y dijo que "es un mensaje simbólico para las nuevas generaciones de que debemos construir la memoria, que quienes cometieron semejantes crímenes no van a quedar en la oscuridad".

Tags relacionados

Más de Internacionales

Noticias del día