Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Condenaron al ex jefe de Gabinete de Lula a 23 años de prisión por corrupción

El juez Moro dijo que se comprobó que "ocupó un papel destacado" en el entramado delictivo entre la estatal brasileña Petrobras y empresas encargadas de obras públicas

El ex presidente del PT, José Dirceu acumula 34 años de condena a prisión

El ex presidente del PT, José Dirceu acumula 34 años de condena a prisión

José Dirceu, quien llegó a ser el brazo derecho de Luiz Inácio Lula da Silva y un personaje legendario de la resistencia a la última dictadura, fue condenado a 23 años de prisión por corrupción pasiva y activa y lavado de dinero, seis días después de que la presidenta Dilma Rousseff fuera suspendida de sus funciones por el Senado y de la salida del Partido de los Trabajadores (PT) del poder por la asunción provisional de Michel Temer.

La sentencia fue dictada en primera instancia por el juez Sergio Moro, responsable por la investigación de las irregularidades en la estatal Petrobras.

Fue la condena la más dura dictada hasta ahora en el marco de la investigación sobre la corrupción, que salpican a medio centenar de políticos de todo el arco ideológico y a una veintena de las más importantes empresas del país.

Direcu suma estos 23 años a los 10 años que ya había recibido por su responsabilidad en un escándalo de sobornos parlamentarios ocurrido en 2005.

El fallo demostró que en su caso "hay una culpabilidad agravada" y "perturbadora", ya que, entre otras cosas, se demostró que Dirceu continuaba recibiendo comisiones ilegales de la corrupción petrolera aún bajo arresto en su domicilio.

Moro también dijo que se ha comprobado que "en el núcleo político de la organización criminal" que operó en Petrobras, Dirceu "ocupó un papel destacado" y fue "uno de los creadores del complejo esquema delictivo que implicó diversas estructuras del poder, tanto público como privado".

El fallo parece casi el epitafio de una de las vidas políticas más turbulentas que se conocen en Brasil y para una de las figuras más respetadas en la izquierda latinoamericana.
Dirceu, de 70 años, se metió en política en 1965 y se unió a los movimientos estudiantiles que combatían a la dictadura que se había instalado en Brasil un año antes.

Se afilió al PT, el cual presidió entre 1995 y 2002 y en el que, junto con Lula, dirigió severas purgas que expulsaron a los grupos más radicales de esa formación.

Acabó siendo el principal escudero de Lula y su mayor consejero y artífice de la campaña que finalmente llevó a Lula y al PT al poder.