Con la fiesta inaugural y una violenta protesta, comenzó el Mundial más caro de la historia

La inauguración tuvo un evento con mucho colorido y más de seiscientos bailarines. Más temprano, dos periodistas de la CNN fueron heridas al cubrir una manifestación en San Pablo, donde manifestantes pretendían impedir la salida del micro de la selección brasileña hacia el estadio.

El Mundial de Brasil 2014 está entre nosotros. Durante el próximo mes, los amantes del deporte más popular del mundo estarán expectantes a lo largo de buena parte del día por la posibilidad de que su selección levante finalmente la copa más deseada en el estadio Maracaná.

Hubo una fiesta inaugural colorida. Pero unas horas antes, la preocupación resurgió con fuerza entre los organizadores del torneo. ¿Por qué? En San Pablo, hubo una nueva movilización en contra de la organización de la Copa que dejó un saldo de dos periodistas heridos de la cadena internacional de televisión CNN.

La fiesta

Pese a las críticas recibidas, hubo una fiesta inaugural que tuvo un colorido importante: bailarines, hombres disfrazados de árboles-caminantes, otros disfrazados de integrantes de pueblos originarios y hasta hombres-pelota giraron alrededor de una especie de bola cristal gigante que mostraba diferentes imágenes.

Las tribunas se fueron llenando con el transcurso de la fiesta, que se prolongó por poco más de media hora. Al principio, podían observarse llamativamente huecos bastante importantes en las gradas.

En el epílogo de la fiesta inaugural, un joven parapléjico dio la patada inicial y la suerte de bola de cristal se abrió. Del medio, fueron surgiendo las figuras de los cantantes Pit-bull, Jennifer López y la brasileña Claudia Leitte y el evento encontró su climax cuando se cantó la canción oficial del torneo.

Incidentes en San Pablo

Más temprano, dos periodistas de la cadena de noticias CNN resultaron heridas durante un enfrentamiento entre agentes de la policía y militantes que participaban en la primera manifestación contra el Mundial de fútbol Brasil 2014.

La productora de la red de televisión norteamericana en San Pablo, la canadiense Bárbara Arvanitidis, fue herida mientras cubría la protesta por la esquirla de una bomba aturdidora lanzada por los agentes que comenzaron a dispersar a los manifestantes.

Asimismo, la corresponsal de CNN en la ciudad brasileña, Shasta Darlington, también resultó herida leve con algunos rasguños como consecuencia de una caída durante la confusión.

Aunque aún no hay un parte médico oficial, Arvanitidis presentaba una herida lacerante en el brazo tras ser atendida por voluntarios presentes en la manifestación, según imágenes divulgadas por televisiones locales.

La protesta contó con unos 50 manifestantes que intentaban marchar por la avenida Radial Este, la principal vía de acceso al Arena Corinthians, el estadio de San Pablo en que se disputará el partido inaugural entre Brasil y Croacia.

El Mundial más caro de la historia

Más allá de las protestas, la fiesta y el futuro campeón del mundo, lo cierto es que Brasil 2014 pasará a la historia recordado como la Copa del Mundo más cara de la historia.

Muchas estimaciones aseguran que la organización del torneo demandó un desembolso de total de u$s 11.754 millones, casi el doble de los u$s 6.000 millones con que contaba el presupuesto original. Sin embargo, las cifras dejan muchas dudas.

Según el periodista brasileño, Jamil Chade, autor del libro “La Copa tal como es”, el evento costará más que Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 juntos.

Para este torneo, además, donde la tecnología estará presente como nunca se espera una multiplicación importante de cantidad de espectadores, turistas, ingresos por publicidad, televidentes alrededor del mundo, tuits, visitas a Youtube, etc.

El Mundial de Brasil 2014 está entre nosotros. Bienvenidos al Mundial.

Tags relacionados
Noticias del día