Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Cómo continúa el proceso que puede terminar con la destitución de Rousseff

La mandataria será apartada de su cargo por 180 días hasta que se decida si finalmente es destituida o si puede recuperar la presidencia.

Cómo continúa el proceso que puede terminar con la destitución de Rousseff

La decisión del Senado de Brasil, de iniciar el proceso de impeachment a la presidenta Dilma Rousseff, es el primer paso de un engorroso trámite que puede durar meses hasta que se defina si la mandataria será finalmente destituida o recuperará el cargo.

Una vez notificada en forma oficial, Rousseff será separada del cargo durante los 180 días que puede durar el proceso y Michel Temer asumirá la presidencia en forma interina con plenos poderes durante ese período.

Por ser de carácter interino, no habrá ninguna ceremonia de traspaso de mando ni una investidura propiamente dicha, aunque está previsto que Temer anuncie esta tarde sus planes de Gobierno y quiénes serán los miembros de su nuevo gabinete.

El mandato de Temer puede terminar junto con el proceso, en el caso de que Rousseff sea absuelta a los 180 días. Pero si es finalmente destituida, el actual vicepresidente completará el mandato que vence el 1 de enero de 2019.

A partir de la semana que viene, una comisión especial integrada por 21 senadores se reunirá para definir un calendario de trabajo para el juicio político propiamente dicho, en el que serán escuchados los testimonios de la parte acusadora y de la defensa.

También podrán ser citados testigos que puedan contribuir con pruebas, tanto a favor como en contra de Rousseff, y será elaborado un informe final con las conclusiones del caso.

Ese informe será votado en la comisión y, en caso de ser aprobado por una mayoría simple, será encaminado al pleno del Senado, que en una única sesión decidirá si Rousseff será finalmente destituida con una votación que deberá contar con al menos dos tercios de los legisladores (54).

Esa última sesión del proceso será dirigida por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lewandowski, cuyo mandato vence el próximo septiembre y será sustituido por la magistrada Carmen Lucia Antunes.

Si para ese momento el proceso no hubiera concluido, esa última sesión sería presidida por Antunes, quien de esa manera dirigiría el trámite que pudiera poner fin al mandato de la primera mujer elegida para gobernar el país.

Fuente: Agencias y Cronista.com