Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Comisión del Senado brasileño recomendó iniciar juicio político contra Dilma

Es por la supuesta violación de leyes presupuestarias. La decisión será ahora sometida a votación en el pleno del Senado el próximo miércoles.

Comisión del Senado brasileño recomendó iniciar juicio político contra Dilma

Una comisión especial del Senado de Brasil aprobó hoy una recomendación para abrir un proceso de juicio político contra la presidenta, Dilma  Rousseff, por violar leyes presupuestarias.

La comisión aprobó por 15 votos a favor y 5 en contra la recomendación del senador Antonio Anastasia, la que ahora será sometida el miércoles a votación en el pleno del Senado. El presidente del cuerpo se declaró imposibilitado para votar.


Se prevé que el proceso de impugnación conduzca a la  suspensión de Rousseff de su cargo a la espera de un juicio que  podría durar seis meses, tiempo durante el cual el vicepresidente Michel Temer la reemplazará en el poder.


Poco antes de la decisión Rousseff prometió que resistirá a  su remoción del cargo hasta el final.

"Resistiré hasta el último día", declaró Rousseff en un  evento en el que anunció la entrega de viviendas de bajo costo.  La presidenta dijo que no renunciará porque no cometió crimen  alguno y calificó a su inminente salida como ‘golpe de Estado‘.

Si el Senado la condena, Temer se mantendría en la  presidencia hasta que concluya el mandato actual de Rousseff, a  fines de 2018. La Corte Suprema ha rechazado pedidos del  Gobierno para detener el proceso de impugnación.

 Rousseff tuvo problemas para sobrevivir políticamente al mayor escándalo de corrupción que vivió Brasil y a la peor recesión del país desde la década de 1930.

 Su salida marcaría también el final de 13 años de gobierno del Partido de los Trabajadores, iniciados bajo la  administración de su mentor y predecesor, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Los partidarios de Rousseff en la comisión del Senado llamaron a anular el proceso de impugnación debido a que el  hombre que inició esas labores el año pasado, el presidente de  la Cámara baja, Eduardo Cunha, fue suspendido de su cargo el  jueves por la Corte Suprema por obstruir una investigación de  acusaciones de corrupción en su contra.