Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Clinton y Trump aún no pueden cantar victoria

Las elecciones primarias en tres estados del Oeste de Estados Unidos del martes pasado dejaron la sensación de que Hillary Clinton y Donald Trump siguen firmes en el camino hacia las elecciones de noviembre. Sin embargo, tanto Ted Cruz como Bernie Sanders dieron golpes de efecto que sirven para no descartarlos aún.
La batalla de Arizona, la principal del día, dejó importantes victorias para los líderes de la competencia electoral, pero sus rivales se hicieron fuertes en los otros estados.
Entre los republicanos, Trump obtuvo la totalidad de los 58 delegados de Arizona y el senador Ted Cruz, gracias al apoyo del ex candidato Mitt Romney, ganó fácilmente en Utah llevándose los 40 delegados en juego. En esas internas rige el sistema "el que gana obtiene todo".
El magnate neoyorkino, de esta forma, sigue firme al frente del conteo de delegados, pero aún debe remontar una dura cuesta para alcanzar la mitad más uno necesaria como para no tener que negociar nada en la convención.
Entre los demócratas la situación es similar. Clinton obtuvo un gran triunfo en Arizona, donde con el 56% de los votos se llevó 44 delegados dejando sólo 30 para su rival. Pero Sanders ganó claramente Idaho y Utah con el 78% y 79% respectivamente sumando 43 delegados contra 11 de su rival.
Así, Trump con 739 representantes quedó más cerca de los 1237 necesarios y Hillary con 1690 a un paso de los 2383.