U$D

JUEVES 18/04/2019

China ve perspectivas de un acuerdo con EE.UU. para marzo

En Washington se realiza una nueva ronda de negociación, hubo seis memorandos de entendimiento y aumentan las perspectivas de un acuerdo. Incluso prevén que para junio se eliminen los aranceles. 

China ve perspectivas de un acuerdo con EE.UU. para marzo

El viceprimer ministro chino, Liu He, se encuentra en Washington en el marco de la cuarta ronda de negociaciones de alto nivel entre China y EE.UU., y el encuentro concluirá justo una semana antes de que finalice el plazo acordado para sellar un pacto definitivo, el 1 de marzo.

Según reportó el South China Morning Post, en marzo comenzarán a aliviarse las tensiones entre ambos países gracias a los consensos que se alcancen en Washington esta semana. Las señales de que las partes abordaron algunos de los temas más complicados en su guerra comercial impactaron positivamente en el mercado asiático hoy. 

Bolsa en Shanghai

Según fuentes de la negociación, se elaboraron seis “memorandos de entendimiento” para resolver la disputa, tras lo cual el principal índice de Asia y el Pacífico de MSCI subió a un máximo de cuatro meses y medio.

Un asesor del Partido Comunista de China (PCCh) reportó que China y EE.UU. lograrán "pronto" un acuerdo comercial y la directora financiera de Huawei, Meng Wangzhou, retenida en Canadá, "será liberada en torno a abril".

"Debería haber algún tipo de acuerdo para marzo, y Meng será liberada en abril o mayo", dijo al South China Morning Post el asistente de la Secretaría General del Instituto para la Innovación y el Desarrollo Estratégico de China, Xie Maosong.

Meng fue arrestada en diciembre en Vancouver a petición de las autoridades estadounidenses, que buscan presentar cargos criminales contra Huawei y la directiva por supuesto lavado de dinero, fraude bancario y robo de secretos comerciales.

"Estados Unidos no va a levantar ahora todos los aranceles que impuso porque pretende dejar espacio para la negociación", dijo Xie y añadió que, aunque es posible que haya otra ronda de negociaciones, "para junio las tarifas desaparecerán".

Donald Trump

De acuerdo con el asesor, para China lo importante ahora es "ganar tiempo" porque el presidente Donald Trump buscará un acuerdo en junio para afrontar con garantías su reelección a fin de 2019. "Trump dirá que las fricciones entre los dos países se resolvieron gracias a él", apuntó Xie.

También indicó que China está dispuesta a hacer concesiones comerciales pero que "no va a ser tan flexible" en cuanto a los cambios estructurales que pide Washington.

"Estados Unidos ganará en materia comercial, pero tendrá que ceder en cuanto a ese asunto", señaló el asesor, que se mostró menos optimista sobre la futura relación entre las dos potencias.

"El ascenso de China es una pesadilla para Estados Unidos, no porque China vaya a convertirse en un factor impredecible tal y como ha dicho la parte estadounidense, sino porque para ellos significaría perder la hegemonía en muchas áreas", estimó. 

Según Xie, China "no competirá" directamente con Estados Unidos "pero tampoco retrocederá" y buscará un "punto intermedio".

Trump y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron una tregua de 90 días el 1 de diciembre de 2018, lo que significó la suspensión temporal del aumento del 10% al 25% de los aranceles estadounidenses a productos chinos por valor de u$s 200.000 millones.

Puertas adentro 

Por otra parte, en China el banco central todavía no está dispuesto a bajar sus tasas de interés referenciales para estimular a una economía que se está desacelerando, pese al  enfriamiento de la inflación y a un yuan más fuerte, que llevaron al mercado a esperar esa medida.

Sin embargo, es probable que el Banco Popular de China (PBOC) baje las tasas basadas en el mercado y recorte más los ratios de reserva de los bancos (RRR) para impulsar el  crecimiento del crédito y reducir los costos de endeudamiento de  las empresas.

"No podemos descartar un recorte de tasas (de referencia),  pero tenemos que observar indicadores por algunos meses", dijo una fuente política consultada que prefirió el anonimato. "Si observamos la enorme cantidad de nuevos préstamos en enero, no hay razón suficiente para reducir las tasas de referencia".

Los socios comerciales de China y los principales bancos centrales están cada vez más preocupados por la rapidez con la que la segunda mayor economía del mundo se está desacelerando y gran parte de ese retroceso arrastraría consigo al crecimiento  global.    

El primer ministro, Li Keqiang, reiteró ayer que China no "inundará" la economía con estímulos como los que se  dieron previamente. Pero después de una serie de datos débiles, los inversores se preguntan si Pekín debe acelerar o intensificar la ayuda para reducir el riesgo de una  desaceleración más grave. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés