China acusa a Estados Unidos de enviar 'aviones espía' para monitorear sus ejercicios militares

El hecho se produce en el contexto de un creciente conflicto entre ambas potencias por el control del Mar de China Meridional

Las relaciones entre los Estados Unidos y China parecerían haber tomado un giro preocupante luego de que el gigante asiático acusara al país norteamericano de interrumpir los ejercicios militares del Ejército Popular de Liberación (EPL).

La tensión habría llegado a tal punto que, según le revelaron en off fuentes del ejército al South China Morning Post, China habría lanzado dos misiles (DF-26B y DF-21D) al Mar de China Meridional como advertencia para los EE.UU. Según el Global Times (ligado al Partido Comunista Chino), EE.UU. envió un avión de detección de misiles balísticos RC-135S a espiar los ejercicios militares del EPL en el Mar de China Meridional. El avión habría volado cerca de un entrenamiento que el EPL está realizando en aguas de la isla Hainan.

Además de los cruces por temas comerciales y de tecnología, denuncias de espionaje y robo de propiedad intelectual, cierre mutuo de consulados, la crítica de Donald Trump por la falta de transparencia china al comienzo de la pandemia (que puede terminar costándole su reelección), ambas potencias también están enfrentadas por la cuestión del Mar de China Meridional, un área que se disputa el gigante asiático junto Taiwán, Vietnam, Brunei, Malasia, Indonesia y Filipinas. EE.UU. considera que los reclamos territoriales de China –rechazados en 2016 por la Corte Permanente de Arbitraje, con sede en La Haya–, son artificiales y teme un mayor avance del país sobre una zona por la que pasa el 30% del tráfico mundial marítimo. Entre 2019 y 2020 EE.UU. ha realizado una serie de operaciones de libertad de navegación –porque las considera aguas internacionales– en la zona, que fueron vigiladas de cerca por el ejército chino.

En línea con una profundización de la política sobre la zona, hoy el Departamento de Comercio de los EE.UU. puso en su 'lista negra' a 24 empresas chinas "responsables o cómplices de la reclamación, construcción o militarización a gran escala de puestos de avanzada en disputa en el Mar del Sur de China" junto con la restricción de visas a una serie de individuos.

A principios de agosto, el secretario de Defensa, Mark Esper y el ministro de Defensa, general Wei Fenghe tuvieron una conversación telefónica en la que Esper se mostró preocupado por la "actividad desestabilizadora en las proximidades de Taiwán y del Mar de China Meridional".

Según China, no obstante, se trata de la segunda incursión aérea en dos días. El martes un avión de reconocimiento de gran altitud U-2 ingresó "provocativamente" en una zona de exclusión aérea ubicada al norte del país (cerca de Beijing), cuando el Comando del Teatro Norte del EPL estaba realizando un simulacro con fuego real. "La invasión afectó gravemente los ejercicios normales y las actividades de entrenamiento de China, y violó las reglas de comportamiento para la seguridad aérea y marítima entre China y Estados Unidos, así como las prácticas internacionales relevantes", dijo Wu Qian, vocero del Ministerio de Defensa chino.

Del otro lado, fuentes de las Fuerzas Aéreas del Pacífico de EE. UU. le confirmaron a CNN que se había realizado "una incursión U-2 en la zona de operaciones del Indo-Pacífico dentro de las normas y reglamentos internacionales".

China ya anunció que entre mañana y el sábado conducirá otra serie de ejercicios militares en el Mar de China Oriental y que se prohíbe cualquier acto de incursión. Según Beijing Daily, sólo en el último mes China ha realizado por lo menos 22 ejercicios en sus zonas marítimas (Mar de China Meridional, Mar de China Oriental, Mar de Bohai y Mar Amarillo), todos con zonas de restricción.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios