Chile festejó los 30 años del retorno de la democracia en un día marcado por las protestas

Estudiantes se concentraron en las zonas céntricas de Santiago para reclamar en contra de las desigualdades sociales y el abuso policial 

El presidente chileno, Sebastián Piñera, celebró los 30 años del retorno a la democracia en el país, en una jornada marcada por nuevas manifestaciones, principalmente de estudiantes, contra la injusticia social y la desigualdad.

En un discurso en el palacio de La Moneda, Piñera remarcó la importancia de condenar la violencia y cuidar la democracia. El presidente chileno dijo, además, que: "Necesitamos la ayuda de todos los chilenos para enfrentar estos tiempos difíciles y desafiantes", y mencionó que la paz y la democracia no están garantizados.

Día de la Mujer: Chile fue la capital del mundo para el feminismo internacional

Por su parte, los líderes de la oposición criticaron la ceremonia de Piñera, calificando las celebraciones de inapropiadas dado el resurgimiento de los abusos de la policía durante varios meses de protestas desde octubre del 2019. Antes, el mandatario había dicho que la democracia fue quebrada en 1973 cuando las fuerzas políticas recurrieron a la violencia, e instó a no sustituir el "diálogo por intolerancia".

En varios puntos de la capital, grupos de escolares protagonizaron escaramuzas contra la policía y protestaron en estaciones del tren subterráneo, tras el llamado a una gran protesta denominada el 'mochilazo'.

Chile confirmó su primer caso de coronavirus

En una céntrica zona comercial de Santiago, los efectivos lanzaban agua y gas lacrimógeno a manifestantes en una protesta que inició a primera hora en un emblemático colegio.

Grupos de derechos humanos han presentado informes que detallan denuncias de tortura, fuerza innecesaria y agresión sexual tras los meses de disturbios.

El domingo, espectadores capturaron en video a policías golpeando a un anciano en una protesta, lo que renovó la furia en Chile. Patricio Bao, de 69 años, requirió 14 puntos de sutura en el párpado y la cabeza después que, según las imágenes viralizadas en redes sociales, fue golpeado, estrangulado y arrastrado por dos policías antidisturbios fuertemente armados tras asistir a la marcha del Día de la Mujer por el centro de Santiago con su esposa e hijas.

Polémica frase de Piñera sobre las mujeres y "su posición de ser abusadas"

El incidente fue ampliamente condenado, y el ministro del Interior de Chile, Gonzalo Blumel, lo declaró un "uso excesivo de la fuerza". José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, que estudió el manejo policial de casi cinco meses de disturbios, lo calificó como un "espectáculo grotesco".

La policía dijo que Bao atacó a un oficial antes de la golpiza y que había sido detenido por una pelea. El martes, Bao presentó una denuncia contra la policía en la unidad de derechos humanos de la Policía de Investigaciones (PDI). La oficina del fiscal chileno supervisará el caso, confirmó un portavoz.

Tags relacionados