Puigdemont descartó un llamado a elecciones por falta de garantías

El presidente catalán, Carles Puigdemont, habló finalmente de manera pública. Dijo que no están dadas las condiciones para las elecciones y acusó a Mariano Rajoy

Tras una mañana cargada de rumores, el presidente catalán, Carles Puigdemont, compareció finalmente en el Palau de la Generalitat y descartó el llamado a elecciones anticipadas y criticó a Mariano Rajoy por añadir tensión a la crisis regional que -todo parece indicarlo- marcha hacia una intervención de parte del gobierno Central.

"Mi deber es agotar todas las vías para encontrar una solución dialogada y pactada para evitar la aplicación del artículo 155", señaló Puigdemont al hablar ante los medios. "No hay ninguna garantía que justifique la convocatoria de unas elecciones. No acepto las medida del articulo 115 por injustas."

En su mensaje, el funcionario cargó contra el presidente Mariano Rajoy. "He intentado obtener las garantías para hacer estas elecciones pero esto no ha obtenido una respuesta responsable del Partido Popular (PP) que ha aprovechado la situación para añadir tensión".

"He intentado obtener las garantías para hacer estas elecciones pero esto no ha obtenido una respuesta responsable del Partido Popular (PP) que ha aprovechado la situación para añadir tensión"

De esta forma, Cataluña quedó a un paso de la intervención ya que mañana viernes el Senado debe aprobar la propuesta de Rajoy, quien estaría ya autorizado legalmente para iniciar su plan de medidas. En primer lugar, el cese de todo el gobierno de la Generalitat, Puigdemont como presidente y todos sus consejeros (ministros), intervención parcial del Parlament y llamado a elecciones.

Primero a las 7.30 y luego a las 9.30 (hora argentina) de este jueves, Puigdemont suspendió su declaración a la espera de los resultados de la negociación con Madrid. En la comparecencia iba a anunciar la disolución del Parlamento y la convocatoria a elecciones anticipadas en un intento por frenar la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la intervención del autogobierno de la región.

Sin embargo, desde el gobierno de Rajoy no le dieron garantías de que, de producirse el anuncio, se frenaría la aplicación del polémico plan del premier español.

Puigdemont trasladó ahora al Parlamento de Cataluña decidir cómo responder a esa intervención. La Cámara inicia hoy un pleno para estudiar esa respuesta, incluida una posible declaración unilateral de independencia.

Tags relacionados

Más de Internacionales