Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Brasil: sindicatos y organizaciones oficialistas convocaron a una marcha en apoyo a Lula

Desde el petismo llaman a salir a las calles para "defender la democracia". 

Brasil: sindicatos y organizaciones oficialistas convocaron a una marcha en apoyo a Lula

Las centrales obreras y los movimientos sociales cercanos al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff convocaron para mañana una jornada de movilización en todo el país en defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien hoy tomó posesión como ministro de Presidencia aunque luego fue suspedido por una cautelar de la justicia.

"Tenemos un gran desafío: llenar las calles en todo el país, el día 18, viernes, en defensa de la democracia, de los presidentes Lula y Dilma, contra el golpe y por cambios en la economía. A esta convocatoria ninguno de nosotros puede faltar", instó Rui Falcão, presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT).

El Frente Brasil Popular, que reúne más de sesenta organizaciones, encabeza la convocatoria que tiene el respaldo del PT, de la Central Única de Trabajadores (CUT) y del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), entre otros colectivos

Las movilizaciones en defensa de Lula buscan, en parte, contrarrestar las realizadas recientemente por la oposición contra el Gobierno, que el último domingo, según la Policía, reunieron 3,6 millones de personas en todo el país, con 1,4 millones de manifestantes sólo en la Avenida Paulista, de San Pablo.

Anoche, después del anuncio de Rousseff sobre el nombramiento de Lula como ministro de Presidencia, centenas de personas contrarias al Gobierno salieron nuevamente a las calles de San Pablo, Brasilia y Río de Janeiro para protestar por la designación del exmandatario en el influyente ministerio.

Lula es investigado en el marco del caso por corrupción en la petrolera estatal Petrobras y ha sido acusado formalmente de delitos de blanqueo de dinero y falsificación de documentos.

Con su nombramiento, el exjefe de Estado pasa a gozar de fuero privilegiado y las investigaciones en su contra ahora sólo podrán ser conducidas por la Corte Suprema, pero un juez de Brasilia pidió la suspensión cautelar de su designación, por lo que su mandato quedó en suspenso.

FUENTE: Agencias Buenos Aires