Brasil: un Bolsonaro convaleciente suaviza la imagen del ultraderechista

El candidato sigue en terapia intensiva pero dicen que es “fuerte como un caballo . Sus allegados apelan a su actual vulnerabilidad física para restarle agresividad a su imagen de campaña.

El candidato ultraderechista Jair Bolsonaro, líder en las encuestas para los comicios presidenciales de Brasil el próximo 7 de octubre, se recuperaba hoy de una nueva operación a la que fue sometido anoche por una obstrucción intestinal, un cuadro derivado del apuñalamiento que sufrió hace una semana cuando realizaba una recorrida de campaña.

El hospital Einstein de San Pablo, que lo está tratando, indicó que Bolsonaro se recupera sin complicaciones de la operación de emergencia que se le hizo para corregir una obstrucción en el intestino delgado. "La cirugía fue un éxito", destacó el nosocomio. Antes había sido sometido a una colostomía tras la agresión del 6 de setiembre en Juiz de Fora, localidad de Minas Gerais (sudeste), durante un acto de campaña.

Uno de los hijos del candidato del Partido Social Liberal (PSL), Carlos Bolsonaro, señaló en las redes sociales que “el viejo es fuerte como un caballo, no por nada su seudónimo en el Ejército es un caballo (grande) . Aún así, y en un intento de sacar frutos políticos del atentado, parte de su equipo de campaña trata de suavizar la imagen agresiva que acuñó Bolsonaro -como con sus expresiones de desprecio hacia las minorías- aunque sin llegar a un extremo de “amor y paz , apuntó Folha do Sao Paulo. 

La estrategia de cambio de imagen comenzó el sábado pasado, cuando el senador y pastor evangélico Magno Malta sostuvo que ante las agresiones, Bolsonaro siempre pone la otra mejilla. “Si él defendiera la violencia, sus seguidores habrían acabado ahí con el sujeto (agresor que lo apuñaló) , opinó. 

Bolsonaro fue apuñalado durante una recorrida en el estado de Minas Gerais

“Vamos a usar esa imagen (en la campaña). Es la imagen de la desmoralización de ese discurso de que él es violento , señaló.

Lo "escupieron y le lanzaron huevos a la cara, le arrojaron purpurina (una sustancia para imprimir), le dieron una puñalada y él nunca hizo nada", afirmó Malta, una de las figuras que Bolsonaro había contemplado para completar su fórmula presidencial, aunque la candidatura a vicepresidente finalmente quedó para el general retirado Hamilton Mourão.

Los hijos del candidato mejor posicionado en los sondeos para la primera vuelta presidencial del 7 de octubre se alinearon con el enfoque de supuesta docilidad y ahora afirman que “nosotros estamos a favor de la paz. La gente sólo quiere que las personas de bien tengan la oportunidad de defenderse contra aquellos que están lejos de querer la paz. Nosotros somos el lado de la tolerancia. Si nosotros fuéramos quienes defendemos la violencia, aquel marginal ni levantaba del suelo en Juiz de Fora . "Estamos del lado de la ley, no practicamos la violencia contra nadie", dice Flávio Bolsonaro (PSL-RJ), candidato al Senado.

Aún así, la impronta agresiva parece ser parte del PSL cuyo presidente, Gustavo Bebianno, sostuvo que "Brasil se ha convertido en un país de flojos y ladrones". Y agregó: "Bolsonaro no es violento. ¿Qué es ser violento? (...) Es un tipo firme, enfático (...) que se ve indignado".

En todo caso, el sábado pasado fue el mismo Bolsonaro quien, hospitalizado, eligió posar ante las cámaras haciendo un gesto de armas con las manos, de la que su hijo Eduardo justificó que sólo trataba de "una marca" del padre.

Tags relacionados
Noticias del día