Brasil: gobierno elimina 27.500 puestos públicos y la mayoría es en Salud

El Ministerio de Economía evaluó que esos cargos ya no se precisan porque no se condicen con la realidad de funcionamiento del gobierno federal. Aseguran que 14.200 ya están desocupados, y de los que están en funciones, ninguno será despedido: sus cargos dejarán de existir cuando se retiren

La gestión de Jair Bolsonaro decidió "extinguir" 27.500 cargos de la administración federal de Brasil, de los cuales el 81% corresponde al Ministerio de Salud, porque son obsoletos y ya no se condicen con la realidad de funcionamiento del gobierno, indicó hoy la cartera de Economía.

El dato fue publicado hoy pero el decreto fue publicado el viernes pasado, señaló Valor

Según el ministerio dirigido por Paulo Guedes, 14.200 cargos del número total de puestos vacantes ya están vacantes. Otros 13.300 siguen ocupados y sólo dejarán de existir cuando estas personas se retiren. El gobierno argumenta que la mayoría de los empleos extintos pueden ser tercerizados o descentralizados para los estados y municipios.

"Es importante dejar claro que el servidor que ocupa una posición en extinción no se ve afectado, nada cambia para la persona", dice Wagner Lenhart, secretario de Gestión y Desempeño del Personal a Folha.

El decreto también incluye la prohibición de abrir una licitación pública para otros 20 mil cargos técnicos y administrativos en el Ministerio de Educación.

En la práctica, la medida anticipa parte de la reforma administrativa prevista por el gobierno, que cambiará la estructura del servicio público, señaló Folha de Sao Paulo.

En Ministerio de Economía aseguró que se analizaron 500.000 puestos de trabajo para identificar aquellos que no son consistentes con la realidad de la actual fuerza laboral del servicio público federal.

El Ministerio de Salud es el más afectado por la medida, con una reducción de aproximadamente 22.500 puestos, lo que representa casi el 81% del total, pero Lenhart aseguró que el cambio no afectará las actividades de salud pública.

"Esto no tendrá ningún impacto en el Ministerio de Salud y se debe en gran medida a la extinción de puestos operativos en el combate y control de enfermedades endémicas, y de los puestos vacantes en las unidades hospitalarias, que hoy en día ya son responsabilidad de otras entidades federativas", dice.

Desde 2018, es la tercera vez que el gobierno de Brasil decreta la extinción de los puestos que clasifica como obsoletos. Al final del mandato del ex presidente Michel Temer, hubo una reducción de 60.000 puestos. Al comienzo de la administración de  Bolsonaro, se suprimieron otros 13.000 puestos.

Tags relacionados