Bolsonaro autorizó la compra de trigo sin aranceles por fuera del Mercosur

La medida tomada por el gobierno brasileño afecta a la Argentina, que es el principal vendedor del cereal a dicho mercado. El cupo anunciado es de 750 mil toneladas, y beneficiaría a Estados Unidos, Rusia y Canadá

Brasil puso en vigencia una cuota de importación libre de aranceles para 750.000 toneladas anuales de trigo, una medida que está abierta a cualquier país y no tiene fecha de término, anunció el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (Mapa) del gigante sudamericano.

Brasil vai importar cota de 750 mil toneladas de trigo com alíquota zero. Medida foi aprovada hoje pela Camex e implementa compromisso com a OMC.
https://t.co/hE9Rg0brkq pic.twitter.com/hClAJjeyHc

— Ministério da Agricultura (@Min_Agricultura) November 6, 2019
 

El ministerio indicó que se beneficiarán las importaciones de todos los países, excepto de aquellos con los que Brasil tiene un acuerdo comercial que establece el libre comercio del producto. La cuota representa el 6% del consumo brasileño en 2018.

La medida ya se había anticipado en marzo pasado, durante la visita del presidente Jair Bolsonaro a la Casa Blanca, lo que generó la preocupación de proveedores tradicionales en Argentina, socio de Brasil en el Mercosur.

Y entró en vigor esta semana: ayer el gobierno brasileño reportó que implementó el compromiso asumido en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y que la medida fue aprobada en una reunión del Comité Ejecutivo de Dirección de la Cámara de Comercio Exterior (Gecex/Camex) celebrada el martes en Brasilia.

Actualmente, el Comité Ejecutivo de la Camex está presidido por el ministro de Economía. La propuesta fue remitida por el Mapa.

El grupo de la industria Abitrigo ha dicho en el pasado que la iniciativa debería beneficiar principalmente a los productores en Estados Unidos, Canadá y Rusia.

Brasil produce alrededor de 5 millones de toneladas de trigo por año, en comparación con un consumo total de cerca de 12 millones de toneladas, que requiere importaciones anuales de cerca de 7 millones de toneladas.

La mayor parte de ese volumen proviene de su vecino Argentina, que durante años se ha beneficiado de un impuesto de importación cero aplicado a los miembros del Mercosur.

Abitrigo había dicho que la medida probablemente se implementaría a principios de 2020, por lo que el anuncio de esta semana llegó antes de lo esperado.

La decisión se conoce días después del triunfo en las elecciones presidenciales de Argentina de Alberto Fernández, quien ha sido criticado por el derechista Bolsonaro.

Tags relacionados