Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Brasil: cayó un ministro de Temer tras escuchas donde negocian impunidad

El jefe de Planificación tuvo que pedir licencia luego de revelarse una escucha telefónica en la que aseguraba que la destitución de Rousseff serviría para frenar secuelas del Lava Jato

Jucá era una de las piezas clave del gabinete de Henrique Meirelles

Jucá era una de las piezas clave del gabinete de Henrique Meirelles

El ministro de Planificación y miembro clave del gobierno interino en Brasil, Romero Jucá decidió apartarse temporalmente de su cargo luego de revelarse una conversación privada en la que habría considerado que la destitución de Dilma Rousseff sería la mejor manera de detener la “sangría” de las investigaciones judiciales sobre corrupción en Petrobras.

Según audios que se filtraron “hay que cambiar el gobierno para cortar esta sangría”, dijo Jucá al ex presidente de la compañía procesadora de petróleo y gas Transpetro, Sergio Machado, en fragmentos de una conversación telefónica revelada por el diario Folha de Sao Paulo. Ambos son investigados en la llamada Operación Lava Jato que indaga la trama de corrupción en Petrobras, un escándalo que alcanza a buena parte de la clase política brasileña.

En la charla, grabada en secreto, el ministro del gobierno interino de Michel Temer y ex senador del partido centrista PMDB sugiere un “pacto” para detener las investigaciones.

El abogado de Jucá, Antonio Carlos de Almeida Castro, reconoció las conversaciones pero afirmó que hay nada “ilegal” en ellas, ya que sólo se habla “de manera general” sobre el asunto. “El hecho de que un ciudadano se preocupe con el avance de las investigaciones, en una con versación privada, haciendo cuestionamientos y críticas, no configura nada de ilegal o inmoral”, agregó el abogado.

La publicación del diálogo, sin embargo, representa un nuevo escándalo para Temer, quien asumió el poder hace 10 días después de que el Senado decidiera suspender a Rousseff durante seis meses para realizarle un juicio político por maquillaje de las cuentas públicas.

Durante los últimos meses, una catarata de acusaciones de corrupción contra las élites políticas y empresariales brasileñas sacude al país en el marco de la Operación Lava Jato.

En una rueda de prensa, Jucá dijo que su frase “cortar esta sangría” se refería a la crisis económica y política.

“Es cortar la sangría de la economía, de lo que está ocurriendo con el país, esa es la ventaja del cambio de gobierno. El caso Lava Jato era la médula del gobierno y eso tiene una sangría económica y social”, dijo.

Por su lado, Temer ha prometido en varias ocasiones que su gran objetivo durante su mandato, por ahora interino, es sacar a Brasil de la parálisis económica y política que había frenado al gigante sudamericano durante los últimos meses del gobierno de Rousseff.

Jucá es el hombre encargado de la importante tarea de reestructurar el dañado presupuesto de Brasil, una de las grandes promesas de Temer.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar