Brasil: Temer se entregó a la policía y vuelve a prisión por corrupción

En marzo, el expresidente brasileño estuvo cuatro días en la cárcel y fue liberado tras un hábeas corpus. Ahora,  un tribunal de segunda instancia lo mandó detener otra vez, acusado de liderar una organización criminal que desvió u$s 500 millones de recursos públicos.

El expresidente de Brasil Michel Temer se entregó hoy a la justicia, luego de que un tribunal de segunda instancia ordenara su regreso a prisión por un caso de corrupción.

El ex jefe de Estado dejó su casa en San Pablo y se trasladó a la sede de la Policía Federal en esa ciudad, donde espera una definición sobre el lugar en que quedará preso. Su defensa pidió que la custodia sea en la capital paulista.

Temer se entregó dos horas antes de que expirara el plazo que dispuso la jueza Caroline Figueiredo, titular de la Sala Séptima Criminal de Río de Janeiro.

Temer, de 78 años y quien estuvo cuatro días tras las rejas tras ser arrestado el pasado 21 de marzo por orden de Marcelo Bretas, otro juez de primera instancia de Río de Janeiro, fue liberado entonces tras un "hábeas corpus", pero tendrá que volver a la cárcel por un tribunal de segunda instancia.

La Fiscalía lo acusó de beneficiarse de sobornos pagados por diferentes empresas y de ser el principal líder de una organización criminal que desvió cerca de u$s 500 millones de recursos públicos durante 40 años.

Temer, que el 1 de enero de este año le pasó el mando presidencial a Jair Bolsonaro, niega todas las acusaciones y se dice víctima de una "persecución política".

Temer asumió el poder en mayo de 2016, cuando comenzó el proceso que llevó a la destitución de la entonces mandataria Dilma Rousseff, de quien ejercía como vicepresidente. 

Tags relacionados
Noticias del día