Miércoles  02 de Enero de 2019

Bolsonaro prometió el fin de la corrupción y abogó por el libre mercado

Llamó a liberar a Brasil del crimen, del socialismo y la ideología de género. Su mensaje estuvo plagado de referencias a la familia y a los valores conservadores

Bolsonaro llegó al gobierno con un fuerte mensaje promercado y de impulso a los valores conservadores
Bolsonaro llegó al gobierno con un fuerte mensaje promercado y de impulso a los valores conservadores

Jair Bolsonaro asumió como nuevo presidente de Brasil e inauguró una novedosa experiencia de un gobierno de extrema derecha elegida democráticamente en la región.

Sin las multitudes prometidas, pero con la presencia de fervorosos seguidores, llegó al Congreso en un Rolls Royce descapotable, acompañado por su esposa Michelle y escoltado por una guardia montada.

El ex paracaidista, nostálgico de la dictadura militar y con un historial de exabruptos misóginos, racistas y homófobos, juró en el Congreso donde dio su primer discurso en el que ratificó el rumbo que delineó durante toda su campaña -y que ratificó mientras fue presidente electo-, con una fuerte impronta conservadora en lo social y ultra liberal en lo económico.

Sus primeras palabras como mandatario fueron de agradecimiento a Dios "por estar vivo", en clara referencia al atentado que sufrió poco antes de ser electo.

Luego, convocó a "restaurar" a la patria y a liberarla de la "corrupción, la criminalidad, la irresponsabilidad económica y la sumisión ideológica".

Su mensaje estuvo plagado de referencias a la familia y a los valores conservadores. Dijo al respecto en un párrafo "vamos a unir al pueblo, valorar la familia, respetar las religiones y nuestra tradición judeocristiana, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores".

Y para demostrar que ese es el espíritu que guía a Brasil destacó la frase que figura en la bandera de su país: "Orden y Progreso".

En su mensaje no se privó de mencionar el "derecho a la legítima defensa", una promesa que incluye la libre portación de armas.

También criticó fuertemente la "ideologización" del gobierno, dando por sentado que el suyo no la tendrá y marcando diferencias con el Partido de los Trabajadores que gobernó el país durante 14 años. "Brasil volverá a ser un país libre de las amarras ideológicas", aseguró e incluso destacó que las escuelas tendrán la tarea de "preparar a los niños para el mercado de trabajo y no para la militancia política"

Su discurso sólo duró diez minutos, por lo que no hubo espacio para anuncios o detalles de gobierno. Y eso incluyó a la economía.

Sólo habló de eliminar "el tradicional sesgo político que hizo el Estado ineficiente y corrupto" y de profundizar un programa de "libre mercado y eficiencia".

Prometió "reformas estructurales", que "el gobierno no gastará más que lo recaudado", que garantizará "las reglas, los contratos y la propiedad privada" y que promoverán "el aumento de la eficiencia con menos reglamentación y burocracia".

Más tarde, ante la sus seguidores, afirmó -tal como lo aseguró en numerosas oportunidades- que el país comienza a "liberarse del socialismo" y que el país no se puede dejar llevar por "ideologías nefastas dividan a los brasileños" y "destruyan" a las familias.

En este sentido, se comprometió a "restablecer los valores éticos y morales" y acabar con la "corrupción", los "privilegios" y las ventajas" ilícitas, para que "el Gobierno y la economía sirvan de verdad a toda la Nación".

"Todo lo que propusimos y todo lo que haremos tiene un propósito común e innegociable que son los intereses de los brasileños en primer lugar", añadió.

En medio del pronunciamiento, sacó de uno de los bolsillos de su traje una bandera de Brasil y la ondeó ante la muchedumbre que gritaba "mito, mito, mito", como sus simpatizantes le apodan.

"Esta es nuestra bandera, que jamás será roja. Solo será roja, si es necesario, con nuestra sangre para mantenerla verde y amarilla", expresó al término de su discurso.

La ceremonia oficial continuó con el acto de jura de los 22 miembros de su Gabinete, entre los que destacan cinco miembros de las Fuerzas Armadas y sólo dos mujeres.

El primero en jurar fue el exjuez federal Sergio Moro como Ministro de Justicia, cargo que por tradición es considerado el más importante.

En su Gabinete destacan cinco altos oficiales de las Fuerzas Armadas, como también lo es él el vicepresidente, el general en la reserva del Ejército Hamilton Mourao.

Las únicas dos ministras son representantes de los sectores más conservadores de Brasil, Tereza Cristina da Costa Dias en Medio Ambiente y Damares Alves en Derechos Humanos.

La estrella del gabinete, sin embargo, será Paulo Guedes, un economista de la Escuela de Chicago y al que el presidente ha dado "carta blanca" para comandar el Ministerio de Economía.

Como ministro de Relaciones Exteriores tomó posesión el diplomático Ernesto Araújo, funcionario de carrera de la cancillería que es famoso por sus posiciones contrarias a tratados multilaterales aprobados por Brasil, como los referentes al cambio climático y las migraciones.

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Chile, Sebastián Piñera; Honduras, Juan Orlando Hernández; Paraguay, Mario Abdo Benítez; y Uruguay, Tabaré Vázquez estuvieron presentes en la cermonia de posesión.

También asistieron los primeros ministros de Israel, Benjamín Netanyahu; Hungría, Viktor Orbán; y Marruecos, Saadedine Othmani; así como los presidentes de Portugal, Marcelo Rebelo de Souza; y Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca.

Nace el eje Brasil - EE.UU. - Israel

Bolsonaro respondió al saludo de felicitación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a través de la red social. Dijo que “juntos” y bajo la protección de Dios”, traerán “prosperidad” y “progreso” a los pueblos de ambos países.

El estadounidense había publicado en la red social su mensaje más temprano. “Felicidades al presidente @JairBolsonaro, quien hizo un estupendo discurso inaugural - !EE.UU está contigo!”.

Bolsonaro, confirmó que trabajará para construir lazos más próximos con Estados Unidos e Israel, con lo que formará una suerte de “nuevo eje” que rompe con décadas de políticas de centro-izquierda que buscaron reforzar los lazos Sur-Sur, por lo general sin éxito, y posicionar a Brasil como una potencia capaz de dialogar con todos.

Lula llamó a resistir y luchar contra el gobierno

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó que 2019 será de resistencia y que no bajará la cabeza.

“El año 2019 será un año de mucha resistencia y mucha lucha, para impedir que nuestro pueblo sea aún más castigado de lo que ya fue. Brasil necesita cambiar sí, pero cambiar para mejor”, afirmó el exmandatario en un mensaje de año nuevo que escribió desde su celda y que fue publicado en la página en internet del PT.

De esta forma, Lula dio un fuerte mensaje a Bolsonaro con la advertencia de que intentarán impedir el fin de las políticas de izquierda que el PT impulsó en su Gobierno.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN-3,389852,000057,0000
DÓLAR BLUE0,000057,000058,0000
DÓLAR CDO C/LIQ30,4929-57,0464
EURO0,034560,805460,8264
REAL0,036513,687313,6923
BITCOIN1,357710.433,110010.441,3000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000058,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-4,477664,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-4,379665,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000058,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000174,00174,00
CUPÓN PBI EN PESOS-1,09891,801,82
DISC USD NY-1,282177,0078,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-2,038031.039,3100
BOVESPA0,760099.056,9100
DOW JONES1,200025.579,3900
S&P 500 INDEX1,44262.847,6000
NASDAQ1,67007.766,6170
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,9907318,3843315,2610
TRIGO CHICAGO0,2665172,7873172,3280
MAIZ CHICAGO2,9106146,1556142,0219
SOJA ROSARIO1,2397245,0000242,0000
PETROLEO BRENT0,704158,640058,2300
PETROLEO WTI0,807854,910054,4700
ORO-0,72391.508,60001.519,6000
Revista Infotechnology