TEMER LE PROPONDR AVANZAR EN EL CONGRESO PARA VOTARLO ANTES DE FIN DE AÑO

Bolsonaro confirma que la reforma jubilatoria será un objetivo central

El presidente electo se trasladará en unos días a Brasilia para iniciar la transición. La coordinará Onyx Lorenzoni, quien se perfila como jefe de la Casa Civil.

El flamante presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, confirmó en sus primeras declaraciones que su gobierno tendrá como objetivo prioritario lograr lo antes posible el suprávit de las cuentas públicas. Para ello, sus asesores económicos liderados por el economista Paulo Guedes proponen como condición impulsar una reforma previsional.

Al respecto, el diputado Onyx Lorenzoni, uno de los hombres más cercanos al presidente electo de Brasil que suena como futuro jefe de la Casa Civil (prinicipal ministerio de gobierno), dijo que piensan en una reforma del régimen de jubilaciones, pero "de largo plazo y para los próximos 30 años".

La reforma de las jubilaciones, considerada inaplazable por el mercado financiero para recuperar las deficitarias cuentas públicas, es una de las asignaturas que le quedarán pendientes al Gobierno de Michel Temer, quien le entregará el poder a Bolsonaro el 1° de enero.

Temer llegó a enviar una propuesta al Congreso, pero se estancó en medio de conflictos políticos y no llegó a ser discutida.

Según Lorenzoni, "la tendencia es presentar un proyecto nuevo", ya que el promovido por Temer "es apenas un remiendo, que tendría que ser remendado otra vez dentro de cinco años", y Bolsonaro desea establecer un régimen "para las próximas generaciones".

Aunque no aclaró totalmente la propuesta, sí consideró importante "separar la asistencia de la jubilación", pues "hay personas con una insuficiencia económica que deben ser atendidas por el Estado y esa solidaridad debe existir".

Sin embargo, indicó que "eso tiene que ser separado del seguro contratado por el ciudadano, que es la jubilación", al tiempo que se crean las condiciones necesarias para fomentar el "ahorro interno" y la capitalización individual, con un modelo que pudiera ser similar al chileno.

Según Lorenzoni, "Bolsonaro se propone transformar a Brasil en un gran país" y para eso preparará un "proyecto de refundación de la sociedad, con bases macroeconómicas sólidas", que serán "claras y transparentes" y "respetarán los derechos de las personas".

El actual presidente, Michel Temer, no dejó pasar la oportunidad de tanto ímpetu para avanzar con esta reforma clave y declaró que ofrecerá al mandatario electo un acuerdo para avanzar en el Congreso con una enmienda de la Constitución (PEC) para lograr la aprobación de un proyecto de modificación del sistema previsional.

Luego de la conversación telefónica que tuvieron el pasado domingo a la noche, Temer dijo que percibió en su futuro sucesor la voluntad de pacificar y buscar la armonía y unidad del país. Y aunque aseguró que no trató ningún asunto político con el presidente electo, sugirió la posibilidad de negociar la reforma jubilatoria. "Evidentemente, en cuanto podamos conversar ofreceré la idea de avanzar en la reforma que ya está lista para ser votada en ambas cámaras, aunque sé que sólo avanzará si tiene el apoyo del presidente y su equipo".

Temer dijo que también que intentará "dejar la calle asfaltada para el próximo gobierno" en un guiño al futuro presidente.

En tanto, Bolsonaro se tomó el día para comenzar a planificar su agenda nacional e internacional y definir a los miembros de su gabinete.

"Vamos a buscar a las mejores personas para ese equipo", declaró el diputado Lorenzoni, quien aseguró que "tomará un tiempo" para consultas y que, en principio, anunciará a todos los miembros de su gabinete en conjunto, a fines de noviembre o principios de diciembre.

Según el futuro "hombre fuerte" del Gobierno, Bolsonaro permanecerá hasta el próximo domingo o lunes en su residencia de Río de Janeiro, donde desde inicios de este mes se recupera de las heridas que sufrió el pasado 6 de septiembre, cuando fue acuchillado en medio de un mitin de campaña. Aunque se habla que posiblemente hoy mismo viajaría.

De todas formas se trasladará a Brasilia donde se encontrará con Temer, quien le propuso que se aloje en la Granja do Torto, una residencia de campo propiedad del Gobierno brasileño que está actualmente desocupada y que en otras ocasiones han usado los presidentes electos.

Ese mismo día comenzarán a intercambiar información los equipos que prepararán la transición, que según garantizó el ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, será "tranquila" y con un "ánimo de total colaboración" por parte del Gobierno de Temer.

"La intención del Gobierno es hacer una transición con la mayor transparencia posible, ofreciendo todas las informaciones que estén disponibles o sean solicitadas", declaró Padilha a periodistas.

El coordinador del equipo de transición será Lorenzoni quien ya había tenido contactos con el actual Jefe de la Casa Civil, Carlos Marun, en Brasília y que ya tuvo acceso a un pantallazo general del armado ministerial.

Tags relacionados
Noticias del día