Bolsonaro apunta al petróleo y habla de cortar fondos al BNDES

Haddad muestra un plan propio para reformar el sistema jubilatorio. El candidato del PT busca diferenciarse de la estrategia de Bolsonaro, que lo liga a Lula. El derechista propone revisar el modelo de contratos off shore de Petrobras

El candidato progresista a la presidencia de Brasil, Fernando Haddad, dijo que si gana el ballottage presidencial, podría efectuar una reforma de pensiones en el sector público para unificar las normas públicas y privadas.

También reconoció que su Partido de los Trabajadores (PT) cometió errores y dijo que está dispuesto a corregirlos, sin "actuar con exceso de celo". Ayer no concurrió a su habitual cita de los lunes con Luiz Inácio Lula da Silva en la prisión, donde el expresidente cumple pena por corrupción.

Aun así, la nueva pieza de propaganda televisiva del Partido Social Liberal (PSL) apunta a destacar la afinidad de ambos líderes del PT y destaca que "el PT quiere que te olvides de Lula por un tiempo". El rival de Haddad en la segunda ronda electoral del 28 de octubre, el ultraderechista Jair Bolsonaro, ya venía calificando al ex alcalde de San Pablo como "el mandado por el corrupto preso".

"Bolsonaro es una amenaza concreta a las instituciones", dijo Haddad y alertó sobre el aumento de la violencia por motivos políticos. En referencia a la inseguridad de las grandes ciudades, Bolsonaro dijo que un objetivo de su gobierno es hacer que Brasil "sea igual a 40, 50 años atrás" y defendió el encarcalamiento como una solución. "La cárcel no recupera a ninguno. La cárcel es para quitar al elemento de la sociedad".

El ex capitán del Ejército visitó un cuartel del Batallón de Operaciones Especiales de Río de Janeiro, un cuerpo de la Policía que se hizo mundialmente conocido con la película "Tropa de Elite".

"Tenemos que preservar la vida humana de las personas de bien y ustedes son personas de bien", aseguró el candidato que defiende la liberación de la venta de armas para civiles.

En otro orden, Bolsonaro podría revisar el modelo de contratos de producción compartida de los campos petroleros en áreas presal del país si gana los comicios, reportó Valor. El diario señaló que también podría terminar con el financiamiento entregado por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Por mucho tiempo, el diputado abogó por el control estatal en activos estratégicos como los de Petrobras y Eletrobras, pero últimamente ha ido alternando en su estrategia, acercándose a la de sus asesores que quieren privatizar esos activos.

Pero otro grupo de asesores, compuesto por militares, insta a Bolsonaro a mantener el control de Petrobras y otros activos.

Según la última encuesta de Datafolha, Bolsonaro ganaría la segunda vuelta de las elecciones con un 58% de los votos válidos frente al 42% que obtendría el candidato del PT.

Un sondeo de BTG Pactual divulgado ayer les confiere un 59% y 41% de intención de voto, respectivamente.

Tags relacionados