Bolivia: renuncia el jefe de la policía que ayer pidió la dimisión de Evo

Es el comandante de la Policía Nacional de Bolivia, que ayer, luego de que el jefe de las FFAA "sugiriera" la dimisión de Evo Morales, le "pidió" la renuncia al presidente. Hoy fue el Estado Mayor el que le pidió la dimisión al jefe policial, tras lo cual unidades policiales se alistaron para salir a las calles de La Paz y enfrentar a grupos violentos

El jefe de la Policía Nacional de Bolivia, Yuri Calderón, presentó hoy su renuncia al cargo tras haber pedido ayer públicamente la dimisión del presidente, Evo Morales, alegando la polémica abierta por las supuestas irregularidades electorales.

Calderón propuso la dimisión de Morales "para pacificar al pueblo de Bolivia en estos duros momentos", sumándose así a un pronunciamiento previo de las Fuerzas Armadas en el mismo sentido. Sin embargo, policías amotinados en La Paz le reclamaron hoy que fuese él quien dimitiese.

El departamento de comunicación de la Policía finalmente ha anunciado este lunes la renuncia de Calderón, según los diarios La Razón y El Deber. Tras la noticia, las fuerzas de seguridad se prepararon para salir a las calles de La Paz y recuperar el control de varias zonas donde grupos violentos están hostigando a la población.

Desde el viernes pasado, policías de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) lideraron el amotinamiento de policías, en un primer momento con reivindicaciones laborales, pero posteriormente para sumarse a las exigencias de dimisión del presidente Evo Morales lanzadas por la oposición.

Ruddy Uria, director de la Unidad de Comunicación de la Policía Boliviana, confirmó que el Estado Mayor le ha pedido la renuncia a Calderón y ahora aguardan la designación de un nuevo jefe interino para normalizar los servicios.

“Vamos a organizar grupos en todas ciudades donde exista mayor violencia iremos a los focos plenamente identificado y retomar la ciudad. Pido a la ciudadanía que nos colabore, y a la gente que todavía no sabe que la democracia ha vuelto a nuestro país, que se abstengan de cometer excesos, vamos a proceder a detenciones, vamos a agarrar a todas las cabezas que están sembrando zozobra en nuestro país , citó El Deber a Uria.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, había reprochado ayer a los policías amotinados que hayan "tomado una posición política" dejando desprotegida a la población. "Han tomado una posición política contra el Gobierno, muy bien eso deberán asumir con responsabilidad ante la historia por dejar desguarnecida a la población, desprotegida, sin seguridad ciudadana, o sea eso es gravísimo, eso nunca se debe hacer", citó ABI a Romero.

Anoche, tras las dimisiones de Evo Morales, el vicepresidente Alvaro García Linera, los presidentes del Senado y Diputados, se desató una ola de violencia en algunas regiones de Bolivia y puntualmente en La Paz, fueron incendiados edificios y se produjeron saqueos. 

Las tensiones en todo el país se vienen registrando desde el 21 de octubre, tras los comicios que fueron señalados de fraudulentos por la oposición, pero anoche aumentaron con el vacío de poder tanto por las renuncias de los altos mandatarios como otros muchos aliados políticos del gobierno.

En la capital y en Santa Cruz, multitudes celebraron la renuncia de Morales, y luego hubo saqueos de negocios e incendios de propiedades. El opositor y académico Waldo Albarracín tuiteó que su casa había sido incendiada por seguidores de Morales.

Por otra parte, imágenes y un video mostraron el asalto a una propiedad de Morales realizando graffitis en las paredes de su vivienda y rompiendo objetos.

Apenas anoche, Calderón negaba que existiera una orden de detención en contra de Evo Morales. "Quiero hacer conocer a la población boliviana que no existe orden de aprehensión alguna contra funcionarios del Estado como Evo Morales y los ministros de su gabinete", dijo Calderón a Unitel al aclarar que es la Fiscalía y no la Policía la entidad que emite las órdenes de aprehensión.

Tags relacionados